CDMX.- A pesar de que la muerte de Fela Fábregas ha dejado una profunda tristeza en el medio artístico nacional, sus hijos aseguran que su madre se fue en paz y que era tan cuidadosa que planeó qué día irse.
Amigos de la familia se dieron cita en una funeraria al sur de la ciudad para despedirla, entre ellos Talina Fernández, Sergio Corona, Luis Gatica y Leonardo Daniel. También estuvieron sus hijos Manolo, Rafael y Mónica. Fue Manolo Sánchez Navarro quien aseguró que su madre ya quería reunirse con su padre, pues el domingo pasado le aseguró que ya estaba cansada y quería estar con su amado Manolo Fábregas, otro pilar del teatro mexicano en el siglo XX.
“Es una mujer que pasará a los libros del teatro mexicano, fue la arquitecta de la familia, deja un hueco profundo, en marzo cumplió 87 años y había un cansancio. Trabajó toda su vida, empujó la carrera de mi padre. El domingo me dijo ‘extraño mucho a tu papá y se ha vuelto una necesidad’. Mi madre estaba eligiendo su partida”, añadió Manolo.
Para Silvia Pinal y Tina Galindo, con la partida de Fela se va uno de los cimientos del teatro mexicano. Para Galindo, uno de los mayores atributos de Fela fue hacerse camino en un terreno dominado por hombres y en el que, sin el carácter que tuvo Fábregas, no hubiera logrado el éxito.
“Siendo mujer y no teniendo carácter te harían polvo. A ella, cuando le cerraron el teatro sufrió mucho. Me decía: ¿que diría Manolo?”, detalló Tina en referencia a la clausura del teatro San Rafael en 2017 cuando Omar Suárez montaba la obra Amor Eterno.
Fela murió este jueves a los 87 años. Silvia Pinal la recuerda como una mujer que supo entender el teatro y llevar las riendas del negocio que su esposo Manolo (conocido como El Señor Teatro) le dejó. “Recuerdo cuando empezamos, ella vivía en Laredo y después Manolo se la trajo para acá. Se volvió simpática y eficiente, aprendió mucho de los teatros, se pulió, se hizo una buena administradora”.
La despedida de Fela será por los teatros que ayudó a crear. Su cuerpo recorrerá el San Rafael y el Centro Teatral para terminar con un homenaje en el Manolo Fábregas. (EL UNIVERSAL)