Su imprudencia le costó la vida a un joven que tomó la avenida Aguascalientes como pista de carreras, ya que al perder el control del volante fue a estrellarse contra un árbol. Fue de tal fuerza el choque que el vehículo quedó partido a la mitad.
El ahora occiso fue identificado como Manuel, quien contaba con 21 años de edad y era hijo del actual presidente municipal de San Francisco de los Romo.
Los trágicos hechos se registraron ayer a las 03:00 horas, en avenida Aguascalientes Poniente y casi cruce con avenida Fundición, hasta donde llegaron elementos de la Policía Municipal de Aguascalientes, de Vialidad Municipal, rescatistas de la Benemérita Cruz Roja y paramédicos del Instituto de Salud de Aguascalientes.
Lamentablemente nada se pudo hacer por el joven Manuel, quien perdió la vida de manera instantánea y su cuerpo quedó atrapado entre los fierros retorcidos de su vehículo.
Se estableció que el ahora occiso conducía un Volkswagen Jetta, en color blanco y circulaba a velocidad inmoderada por avenida Aguascalientes Poniente en dirección de sur a norte.
Algunos testigos refieren que iba rebasando a otros vehículos a más de 120 kilómetros por hora, siendo el caso que al llegar a la altura de la avenida Fundición, al tomar una curva perdió el control del volante y se proyectó hacia su lado izquierdo, subiéndose al camellón central y chocando violentamente contra un árbol.
Fue de tal fuerza el choque que el Volkswagen Jetta quedó partido en dos y el motor salió proyectado a unos 30 metros de distancia, mientras que la parte trasera del vehículo quedó a unos 10 metros.
Una vez que elementos de la Benemérita Cruz Roja lograron liberar el cuerpo sin vida del joven, se presentó el agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado a encabezar las diligencias correspondientes.