Familiares directos de personas desaparecidas en el país ya pueden pedir pensión al Seguro Social o al ISSSTE, si al paso de un año no han sido localizadas, informó el secretario del Colegio de Abogados de Aguascalientes, Lorenzo Rodríguez Gallardo.
Ello, a partir de reformas a tres leyes generales que modifican y amplían el concepto de suspensión de la relación laboral, reconociendo los altos niveles de violencia que registra el país y que afectan al grueso de la población, agregó.
Explicó que el pasado 22 de junio entró en vigor la reforma a las leyes del IMSS, del ISSSTE y Federal del Trabajo que contempla nuevas causas por las que un patrón puede suspender el pago del salario y entre las que incluyeron el supuesto de que el trabajador esté desaparecido, lo cual antes no existía como causal legal.
Es decir, si el trabajador fue víctima de un secuestro o desaparición forzada, el patrón puede suspender la relación laboral, no terminarla, deja de pagar el salario y también las cuotas de seguridad social.
Si al cabo de un año no fue localizado, los beneficiarios, familiares directos, pueden acudir al IMSS o al ISSSTE y solicitar una pensión como si hubiera fallecido, a través de un trámite que deberá iniciar ante la Junta de Conciliación para que ésta haga la declaración de ausencia.
Con tal documento se puede entonces solicitar al IMSS o al ISSSTE una pensión por riesgo de trabajo, no obstante que el titular haya dejado de cotizar, ya que se trata de una circunstancia particular por la que no está laborando.
En ese sentido, Rodríguez Gallardo destacó la trascendencia de la reforma dado que se trata de un elemento que el legislador se planteó como una necesidad social ante el alto grado de inseguridad y violencia que hay en México y que golpea la estabilidad de su sociedad y sus familias.
Puntualizó que para ello es necesario acreditar la ausencia ante la Junta de Conciliación con la declaración de testigos y la denuncia ante el Ministerio Público de que esa persona desapareció; a partir de ahí, nace el derecho para que los beneficiarios soliciten una pensión por ausencia, por desaparición, del trabajador.