Denuncia la Asociación Autismo Aguascalientes que de manera arbitraria el Instituto Mexicano del Seguro Social eliminó la subrogación que daban a los pacientes autistas para ser atendidos en el Centro de Paidopsiquiatría Infantil, decisión que afecta a cerca de 100 familias de esta organización, quienes bajo previa valoración médica son canalizados a su atención hasta al Hospital General del IMSS en León, Guanajuato.
La presidenta de AUTAGS, Olga Rubio Camarena, informó a El Heraldo que desde el pasado mes de enero se presentaron las personas que tienen hijos con autismo ante el IMSS y recibieron la mala noticia de que ya no está siendo subrogada la atención al Centro de Paidopsiquiatría Infantil aquí en Aguascalientes, ubicado en la calle Veracruz, en la colonia San Marcos.
“El IMSS está tomando la decisión de mandarlos a valorar con el pediatra y si dice que sí debe de ser atendido por un paidopsiquiatra, entonces los mandan a León, al servicio de Paidopsiquiatra o Neuropediatría”.
Rubio Camarena consideró que esta medida es frustrante para la comunidad autista en Aguascalientes, “porque nosotros como padres estamos trabajando fuertemente en la sociedad, en apoyar a los maestros con nuestros hijos, en apoyar a los médicos con nuestros hijos, pero tal parece que se pierde el interés de atender a las personas con discapacidad”.
Con esta decisión, la presidenta de Autismo Aguascalientes lamentó que las personas con dicho padecimiento estén siendo muy castigadas, en el sentido de que no se les otorga la atención médica, ni terapéutica adecuada por parte de las instituciones gubernamentales y de salud, al ponerles más dificultades y obstáculos quitándoles un servicio que ya tenían.
“El autismo es una condición de vida, es una discapacidad que no va a tener marcha atrás, no se quita, es un tratamiento constante y no puede ser que la atención médica sea tan esporádica, es poner obstáculos al seguimiento que se estaba haciendo y al esfuerzo que hacemos como padres para integrarlos a la sociedad”.
Tras lo anterior, hizo un atento llamado a las autoridades del IMSS para que reconsideren esta situación en beneficio de los niños autistas de Aguascalientes.