La falta de higiene bucal es el origen del cien por ciento de los padecimientos que se atienden en el servicio de estomatología que brinda la delegación estatal del IMSS. Las caries y la periodontitis (inflamación del soporte dental) son los principales efectos de la falta de higiene y principales motivos de consulta.

El coordinador delegacional de Estomatología, Guillermo Óscar Godínez Torres, aseguró que el 100% de los pacientes que acuden a consulta dental lo hacen hasta que ya presentan dolor, y en la mayoría de los casos, el deterioro es irreversible y amerita extracción de la pieza dental que ha sido dañada por el sarro acumulado.

La edad promedio de los pacientes es de 21 años, lo que significa que la falta de higiene proviene desde la primera infancia, por lo que recomendó reforzar la cultura odontológica entre la población, misma que debe empezar desde la edad escolar con cepillados técnicamente correctos, aplicados por lo menos dos veces al día.

De igual forma, se debe acudir al dentista de manera preventiva, por lo menos cada seis meses y no hasta que el dolor sea insoportable.

La relevancia de estos cuidados estriba en evitar la generación de bacterias en la boca, pues algunas de ellas emigran a órganos como el corazón, ocasionando endocarditis bacteriana (inflamación de tejidos y válvulas del corazón) y otros daños a vasos sanguíneos, tráquea, esófago, bronquios y ganglios linfáticos.

Asimismo, los pacientes con sistema inmunológico deprimido deben incorporarse al programa de erradicación de focos infecciosos en boca, dado que pueden derivar en complicaciones en el manejo de enfermedades renales y diabetes, entre otras.

El especialista reconoció que muchas personas no le dan importancia a la higiene bucal, ni a los riesgos a la salud que se pueden desencadenar, incuso fatales.

¡Participa con tu opinión!