Una intensa movilización policiaca provocó el hallazgo de un supuesto “entambado”, en un predio ubicado a espaldas del fraccionamiento La Aurora, al poniente de la ciudad.
Posteriormente, se estableció que el contenido del tambo era un becerro en estado de putrefacción, descartándose de esta manera cualquier hecho delictivo.
Los hechos se registraron el viernes por la mañana, cuando se reportó al C4 Municipal que en un terreno en despoblado que se ubica a espaldas del fraccionamiento La Aurora, se encontraba un tambo herméticamente cerrado con cinta canela, el cual despedía olores fétidos.
Varias patrullas de la SSPM del Destacamento “Pocitos” se trasladaron al lugar señalado y a la llegada de los policías preventivos confirmaron el reporte.
Se ubicó un tambo metálico en color azul, mismo que estaba sellado con cinta canela, del cual se podían percibir olores putrefactos.
Ante la sospecha de que pudiera contener un cadáver humano, se pidió el apoyo de Bomberos Municipales de Aguascalientes y personal de la Dirección de Investigación Pericial.
Mientras tanto, los policías preventivos procedieron a romper la cinta canela y abrir el tambo, descubrieron que el contenido estaba cubierto con una bolsa de plástico color negro.
Una vez que se logró retirar la envoltura, se descubrió que contenía un becerro muerto en avanzado estado de descomposición.
Se desconoce si se trató de una “advertencia” o una broma de mal gusto, aunque lo que sí se descartó fue que se tratara del cuerpo de una persona.
Agentes de la Fiscalía General del Estado ya se encuentran realizando las investigaciones correspondientes.