Una mujer, víctima de trastornos emocionales, pretendió quitarse la vida al consumir varios fármacos, además de intentar intoxicarse con la inhalación de gas LP, al abrir de manera voluntaria las perillas de la estufa.
Los hechos, se registraron alrededor de las 13:30 horas de ayer, cuando elementos preventivos, atendieron un llamado de auxilio, donde solicitaban su presencia en un domicilio ubicado en la calle Paseo del Puertecito, en la colonia Villas del Puertecito, donde se encontraba una persona que había atentado contra su vida.
De inmediato, elementos del Destacamento Terán Norte, se trasladaron hasta el domicilio, donde lograron entrevistarse con una joven de nombre Karen, quien precisó que en el interior del domicilio se encontraba su amiga, quien no reaccionaba.
Los uniformados, pudieron comprobar a través de una ventana, el estado inconsciente de una persona, además de percibir un fuerte olor a gas.
Por lo anterior y debido a la emergencia por estar en peligro la vida de la joven, los policías irrumpieron en el domicilio con todas las medidas de seguridad, donde una vez en el interior, reanimaron con los primeros auxilios, a quien responden al nombre de Pamela, de 32 años de edad, quien fue finalmente puesta a salvo de la nube de gas. De manera simultánea, otros policías preventivos, abrieron las puertas y ventanas del domicilio, además de que cortaron la energía para evitar una explosión.
Al lugar de la emergencia, acudieron también paramédicos a bordo de la ambulancia UE12 y UE15 de la Coordinación Municipal de Protección Civil, quienes después de revisar a la joven, determinaron que no era necesario su traslado a algún nosocomio.
Pamela, fue canalizada al Departamento de Trabajo Social en la Dirección de Justicia, para recibir atención psicológica.