César Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 12-Mar.- Una de las primeras órdenes que dio Flavino Ríos como efímero Gobernador de Veracruz fue la de facilitarle a su antecesor, Javier Duarte, el uso de un helicóptero oficial, en el que presuntamente huyó.
El 12 de octubre Javier Duarte pidió licencia como Mandatario estatal. Esa noche, el Congreso de Veracruz avaló a Ríos como interino.
Ya como titular del Ejecutivo estatal, entre las 9:00 y las 10:00 horas de la mañana siguiente, Ríos se dirigió personalmente al aeropuerto El Lencero e instruyó al analista Ricardo Casanova darle todas las facilidades de movilidad al ex priista.
Ese mismo día, el jueves 13 de octubre, Duarte decidió jugar en el exclusivo Club de Golf Xalapa, de acuerdo con el relato que compartieron sus ex escoltas a REFORMA en diciembre pasado.
El viernes 14 de octubre, mediante una llamada a través de un teléfono con Lada de la Ciudad de México, Javier Duarte pidió a El Lencero un helicóptero que lo recogiera en Agrocentro, un edificio gubernamental cercano al campo de golf con nueve hoyos.
La aeronave despegó entre las 16:50 y las 17:00 horas con Duarte y una persona desconocida abordo. El destino original era el Puerto de Veracruz, pero el ex Gobernador pidió trasladarse a Coatzacoalcos, donde vivía la familia de su esposa, Karime Macías.
De acuerdo con la investigación de la Fiscalía General del Estado, en ese Municipio el prófugo, actualmente buscado por la Interpol, abordó una camioneta. Desde entonces se desconoce su paradero.
Flavino Ríos aseguró que en ese entonces no tenía conocimiento de que hubiera una orden de aprehensión en contra de su predecesor, y es que fue hasta el 17 de octubre cuando la PGR obtuvo la orden contra el expulsado de las filas del PRI.
En diciembre Grupo REFORMA publicó que, de acuerdo con ex escoltas de Duarte, el helicóptero fue un distractor, pues en realidad el ex Mandatario huyó por tierra a la Ciudad de México.