Érika Hernández
Agencia Reforma

CDMX.- El Gobierno federal expone en la Feria Aeroespacial México 50 de los 72 aviones y helicópteros que venderá.

La muestra en la Base de Santa Lucía, que concluirá el sábado, incluye los aviones más caros usados por el Presidente Enrique Peña Nieto, pero también los más viejos.

De las 72 aeronaves que próximamente se pondrán en venta, pues ahora sólo están en exhibición, 19 fueron compradas en la última década, y la mayoría fueron adquiridas entre 1960 y 1990, y están considerados por los propios pilotos como «chatarra».

El avión más caro de la Feria es el Gulfstream G-550, comprado en 54 millones 439 mil dólares, y el Gulfstream el G-450, que costó 37 millones 750 mil dólares. Ambos fueron adquiridos en el 2016 y aún no se terminan de pagar, de acuerdo con información entregada a REFORMA.

En primera fila también estaba el G-150, por el que el Gobierno pagó en el 2016, 15 millones 100 mil dólares, y dos de los cuatro helicópteros Agustawestlan 109SP que fueron comprados en el 2014 por un valor unitario de 8 millones 210 mil dólares.

Los dos aviones que usaron los Presidentes de México no están en la Feria: el Boing 787, conocido como TP01, que costó 2 mil 952 millones de pesos, que está en California, y el conocido como Presidente Juárez, que trasladó a los Mandatarios mexicanos desde 1989, y que en su momento costó 43 millones de dólares.

De acuerdo el catálogo de aeronaves en venta, publicado por la Presidencia, la mayoría tienen hasta 50 años de antigüedad.

Por ejemplo, un helicóptero BELL-UH, de 1968, el cual era usado por la Fiscalía General de la República.

Otro helicóptero de la Policía Federal Gulfstream, cuyo año de fabricación es 1975, así como un avión empleado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de 1983.

«Por eso hoy se exhiben algunos aviones, helicópteros, que se van a vender, en total 72 aviones y helicópteros. Una muy buena flotilla.

«Todo esto acompañado por la ONU, para que todo el proceso de venta de las aeronaves se haga con absoluta transparencia.

Todo lo que reunamos, que calculamos va a ser alrededor de 10 mil millones de pesos, se va a destinar al desarrollo y al bienestar de nuestro pueblo», afirmó el Presidente Andrés Manuel López Obrador.