El “Alacrán” regresa a casa como campeón del mundo, uno de sus sueños más grandes.
Miguel Ángel Berchelt nació en Cancún hace 26 años y mañana expondrá en esa tierra la corona mundial de peso Superpluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) ante el originario de Ghana, Maxwell Awuku, en la Oasis Arena.
“Es un sueño hecho realidad, vamos a pelear ante mi gente, donde nací; ya de adolescente me fui a Mérida, donde comencé a entrenar, pero siempre quise esto, y ahora es una realidad.
“Nadie pensaba que lograría el título y ahora somos campeones del mundo, y vamos a darle una gran pelea a la gente. Sabemos que el africano puede ser muy peligroso, y por eso no podemos confiarnos, los boxeadores tenemos hambre, y él quiere ser campeón también”, expresó Berchelt.
El mexicano tuvo un 2017 de ensueño, pues en enero consiguió el título del CMB al noquear, en el asalto 11, a Francisco “Bandido” Vargas, y para julio tuvo una defensa exitosa y con muchas emociones ante el japonés Takashi Miura.
Ahora, se medirá con Awuku, un rival que apenas fue confirmado hace unos días, pues primero estaba considerado Cristian Mijares y después se movieron otros nombres hasta llegar el africano, quien presume experiencia, pues tiene marca de 44-3-1, 30 KO’s. Diego Martínez/Agencia Reforma.