El viajero que opta por un crucero de lujo sabe que los mimos estarán a la orden del día, que recibirá el mejor tratamiento de spa, que la propuesta gastronómica le sorprenderá y que tendrá un mayordomo que se preocupe por cada uno de los detalles en la travesía.
Sin embargo, quien se decida por Silversea tendrá todos los lujos que merece, pero también la posibilidad de llegar a los rincones más fascinantes del mundo, por medio de Silversea Expeditions, rutas que están enfocadas en llegar a las regiones más remotas del planeta, como la Antártida, el Lejano Oriente Ruso o las Islas del Pacífico Sur.
De acuerdo a Brad Ball, director de relaciones públicas de Silversea para América, las expediciones que ofrece la reconocida naviera buscan que el pasajero tenga una experiencia totalmente distinta.
“Se trata de sumergirse en la cultura, el paisaje y hábitat de una región con la ayuda de los expertos que van a bordo del barco y quienes tienen un gran conocimiento sobre cada sitio que se visita en los distintos itinerarios”, afirma Ball en entrevista.
Con la finalidad de que la expediciones cada vez sean más especiales, Silversea transformó hace unos meses el primer navío que tuvo en su flota en 1994, el icónico Silver Cloud.
Se sometió a una intensa remodelación durante aproximadamente dos meses para dejar de ser sólo un barco convencional de lujo, convirtiéndolo en un buque reforzado de expedición.
“Es el primer barco en el mundo en hacer esta modificación”, comenta Ball.
Ahora, el navío cuenta con todas las necesidades técnicas para poder navegar entre el hielo y así ofrecer recorridos por destinos únicos.
Todas las ventanas y ojos de buey fueron reemplazados para resistir bajas temperaturas, se mejoró el sistema de propulsión del barco para poder navegar entre el hielo; además se le equipó con cámaras infrarrojas para la navegación nocturna en hielo.
El barco cuenta con 16 zodiacs y un equipo de 19 expertos apasionados y dedicados en ayudar al huésped ante cualquier duda sobre la fauna, flora y cultura que se encontrará en los diferentes destinos que visite.
Con la remodelación del barco, su capacidad se redujo de 298 pasajeros a 254, ya que algunas suites, en su mayoría con balcones, fueron ampliadas. Y por cuestiones de seguridad y restricciones sólo se reciben 200 pasajeros en las regiones polares.
El primer recorrido del Silver Cloud Expedition ya renovado fue el 15 de noviembre, zarpó de Buenos Aires a Ushuaia, para después continuar hasta la Antártida; este recorrido duró 16 días, en los que se admiraron icebergs, exploraron glaciares y se estudió la vida silvestre de la región.
Actualmente el barco tiene diferentes rutas en Europa, saliendo de Lisboa, Londres y Dublín, y a partir de junio explorará Noruega y el Ártico.

Mimos en alta mar
Connoisseur’s Corner
Este espacio ofrece excepcionales coñacs además de una selección de puros de primera categoría.

Explorer lounge
Perfecto para presentaciones, conferencias y proyecciones de video, aquí es donde el equipo de expertos comparten sus conocimientos sobre diferentes temas especializadas.

La Dame by Relais & Châteaux
Este restaurante se distingue por su selección de finos vinos que maridan con los mejores platos en un ambiente íntimo y elegante.

Dolce Vita
Es el bar del barco, en donde se pueden probar deliciosos cocteles y a donde la mayoría de los pasajeros llega para charlar sobre su día.

Más información
www.silversea.com