Ante el vaivén de las locuciones que hay sobre el sobado asunto de reducir el salario de los funcionarios públicos y la eliminación de los delegados federales para sustituirlos con un “superdelegado”, el gobernador de Aguascalientes, Martín Orozco Sandoval, prefiere esperar que se de a conocer estas medidas de manera oficial, quiénes serían los sujetos obligados y  bajo qué términos tendría que atenderse.

El tema planteado por el presidente electo, al comprometerse a ganar 108 mil pesos mensuales, ha sido retomado por senadores y diputados federales electos de su misma filiación política, al anunciar que en cuanto se instale la próxima legislatura, que será el próximo uno de septiembre, someterán al pleno una iniciativa de reforma a la ley para que sea de cumplimiento obligado en todo el país.

La intención es que ningún empleado gubernamental gane más que el presidente, por lo que tendrá que adicionarse el Artículo 127 Constitucional, que por ahora establece que anualmente se fijará en el Presupuesto de Egresos la Federación la remuneración que recibirá el Presidente de la República, los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, los diputados y senadores al Congreso de la Unión y los demás servidores públicos, lo que será “adecuada e irrenunciable”.

No obstante, la Secretaría de Hacienda en el manual de percepciones que emitió el 1 de junio de 2017, señala que “ningún funcionario de la Administración Pública Federal (APF) podrá ganar más que el Presidente de la República en el desempeño de sus funciones, ni tampoco su salario podrá ser mayor al de su superior”.

Esta exigencia sólo compete a quienes laboran para el gobierno federal, por lo que tendría que incluirse en el Artículo 127 a los Tres Poderes de la Unión y a los tres niveles de gobierno, con efectos a partir del uno de diciembre.

De acuerdo a un análisis que circula en redes sociales, el próximo mandatario no recibiría 108 mil pesos, como reiteradamente se pregona, sino que su salario neto será de 71 mil pesos, una vez descontados los impuestos y ya sin las compensaciones extras que están previstas actualmente.

También existe interés y preocupación sobre la manera en que funcionará el representante único en cada estado, que sustituirá a todos delegados federales, ya que de cumplirse como se menciona, sería una figura intermedia entre el Gobierno Federal y los gobiernos estatales.

Conforme a un artículo de El Universal (16.VIII.18), además de Orozco Sandoval otros mandatarios que mantienen su reserva sobre ese anuncio son: Miguel Riquelme, de Coahuila y José Rosas Aispuro, de Durango, quien señaló que “habrá coordinación con el gobierno federal, pero no sumisión” mientras que el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín detalló que el rechazo a ese propósito se debe “no al formato, sino a la persona que están incluyendo como delegado”.

Los que de plano la refutan son los gobernadores de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón (“Los puestos intermedios violentan la Carta Magna”); Enrique Alfaro Ramírez, de Jalisco, electo, (“Mi relación con el gobierno federal será directa con el presidente y con sus secretarios de Estado, no habrá en Jalisco autoridades intermedias”); Héctor Astudillo Flores, Guerrero,  (“Yo soy el gobernador y seguiré cumpliendo con mis funciones. Vamos a esperar a saber cuáles son las funciones de él /delegado/ y que estén en la Constitución”). Javier Corral Jurado, Chihuahua (“En Chihuahua no vamos a permitir ninguna instancia intermedia entre los municipios, el gobierno de la República y el estado”); Silvano Aureoles Conejo (“El gobernador no atiende a mensajeros ni a representantes de quién sabe quién. Esta figura (del delegado) inventada viola el pacto federal”.

Para hacer realidad ese programa, la próxima administración tendrá que echar mano de toda la persuasión posible, o de plano imponerlo mediante un decreto, por lo que va a ser importante saber cómo termina este diferendo, que aún no está en marcha y ya provoca confrontaciones.

PISO PAREJO

Vaya polvareda que levantó la declaración del ingeniero Ignacio Ruelas Olvera, vocal ejecutivo del Instituto Nacional Electoral (INE) en el estado, al citar que los actuales presidentes y presidentas municipales que vayan por la reelección podrían ser obligados a separarse del cargo en los períodos de precampaña y campaña.

Hacerlo es darle la igualdad que requiere la competencia electoral, en donde todos los participantes estén en el mismo nivel y que gane el que sea más capaz de convencer a los ciudadanos sobre los programas que se propone realizar para el próximo trienio.

Como se ha informado, el 2 de junio de 2019 tendrá lugar la elección de los 11 ayuntamientos, de los cuales varios de sus actuales titulares han manifestado la intención de buscar la continuidad, por lo tanto el INE tendrá que definir los pasos a seguir, principalmente sobre la observancia de quienes en este momento están en el cargo, lo cual tiene que ser a la mayor brevedad ya que el año electoral comienza en octubre.

Ruelas Olvera mencionó que a los diputados locales que fueron por la reelección en julio pasado no se separaron del cargo, tras las impugnaciones que presentaron cuando se pretendió que lo hicieran, pero tratándose de los alcaldes es distinto ya que manejan recursos públicos que pueden provocar desigualdad en la competencia, porque el mismo que entrega obras y servicios y otros apoyos es el que aspira a seguir gobernando.

Por lo anterior es necesario que se separe del puesto mientras se lleven a cabo las precampañas y campañas y que así esté al mismo nivel que los demás candidatos o candidatas, cuestión que de concretar el INE podría llevar a objeciones ante los tribunales, tal como ocurrió con los diputados, pero como se explica, las condiciones de unos y otros son distintas.

Nada fácil la tienen los que quieren mantenerse en el sillón, porque además de lo que disponga el Instituto Nacional Electoral tendrán que cumplir con los estatutos de sus partidos, que en algunos casos exige que los aspirantes a un cargo de elección popular no ocupen un puesto en el sector público y de ser así, se separe con anticipación, por lo que teniéndose en cuenta que las precampañas arrancan el 10 de febrero y las campañas el 15 o 30 de abril al 28 de mayo, según sea el número de habitantes del municipio respectivo, más el tiempo que ordene sus partidos, estarán fuera de su oficina más de cuatro meses, a la que podrán retornar una vez que se defina el resultado de los comicios, que será a más tardar el 8 de junio, aunque si los derrotados deciden recurrir a los tribunales electorales, tanto local como federal, se alargaría más.

DILEMA INDUSTRIAL

La preocupación del Consejo Empresarial Textil y de la Confección por la competencia en precios que representan los llamados “outlets”, al ofrecer la mercancía a precios muy inferiores a su valor real, la hizo pública su director José de Jesús Martínez Marmolejo, al considerar que venden artículos de los que no obtienen un mínimo de ganancia y muchas veces ni el costo de la materia prima.

Por lo anterior demandan que las autoridades investiguen estos negocios y rastreen la procedencia legal de lo que expenden y de encontrar alguna irregularidad se aplique la ley, además se quejó por el contrabando de ropa que se hace en pacas y que procede del extranjero, lo que causa un fuerte impacto a los industriales locales y pone en riesgo la salud de los compradores que desconocen de dónde procede y en qué condiciones de higiene está.

Sobre este último problema, desde hace varias décadas los confeccionistas han denunciado la competencia desleal que hay con la ropa usada. Por años era común que en los trenes y en autobuses llegaba la mercancía, que pese a que era un producto de ínfima categoría tenía aceptación entre un sector de la población, inclusive hubo comerciantes que mandaban lavar y planchar las camisas y luego las envolvían en papel celofán para venderlas como producto nuevo.

El dirigente de la industria textil dijo que aún cuando se ha insistido para que en ambos casos existan las indagatorias correspondientes, hasta ahora no se tiene informes sobre algún resultado, por lo que seguirán insistiendo ante la proximidad de la temporada invernal, que es cuando se incrementa la producción y las ventas.

En el caso concreto de los outlets es posible que los industriales se queden con el entripado, porque de acuerdo a lo que cita Wikipedia, son negocios especializados de producto en inventario o de una temporada anterior, por lo que ofrecen los productos a un precio inferior al normal, además hay productos con defectos que tienen precios muy rebajados y últimamente incursionan con ventas por internet, especializándose de manera exclusiva a la venta de excedentes de producción o de temporada anterior, con precios fijos y a los que no les  pueden hacer rebajas.

Para enfrentar ese tipo de competencia, los fabricantes locales deberían juntar parte de la producción que no vendieron en el período anterior y ofrecerla en sus tiendas a un menor precio, lo mismo que entrar a la venta por internet. Deben tener presente que si el adversario es difícil de vencer hay que enfrentarlo con las mismas armas.

TRANSICIÓN NÍTIDA

Aunque hay quienes quisieran ver provocaciones y cuchillos en el cambio de gobierno, México ofrece una demostración de civilidad y pleno respeto a las normas democráticas. El presidente Enrique Peña Nieto, acompañado de todo su gabinete, recibió en Palacio Nacional a su sucesor Andrés Manuel López Obrador y a quienes ha designado como sus colaboradores.

Con ese acto comenzó la entrega de información de las 21 dependencias que componen el gobierno federal y dar paso a la formalización del cambio de administración, que será el 1 de diciembre.

Asistieron los 23 integrantes del equipo de EPN  y los 22 que acompañarán a AMLO en la nueva administración y después de una hora el actual mandatario y el electo dieron una conferencia de prensa en el Patio de Honor de Palacio Nacional, en que además de intercambiar elogios y agradecimientos también dejar mirar las diferencias que hay sobre diversos temas, principalmente aquellos que estuvieron en la agenda de la campaña lópezobradorista, como la reforma educativa y el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Peña Nieto reconoció al presidente electo la apertura, disposición y el interés en conocer la situación que guarda la actual administración, por lo que prometió una transición armoniosa y la apertura para que se inicie una gestión en puerta de manera destacada.

En respuesta, López Obrador afirmó que es algo extraordinario que se registre una transición institucional y afable, y consideró que no se debe perder el tiempo por lo que ya se encuentran trabajando en los planes de desarrollo que echará a andar en su sexenio, así como en la elaboración, en coordinación con el actual gabinete, del presupuesto 2019.

López Obrador aprovechó el momento para ratificar que cancelará la reforma educativa, que ha sido insignia del actual gobierno, y que será sustituida por otra reforma que tomará en consideración el punto de vista de los maestros, puesto que sin ellos, apuntó, no se puede mejorar la calidad de la enseñanza.

Reiteró que se puede mejorar el programa educativo, ampliar la cobertura para haya equidad y derecho a la educación. Mientras esto no suceda se someterá a lo previsto en las leyes y respetará el mandato del actual gobierno.

Peña Nieto expresó que cada administración tiene una óptica diferente en el ámbito educativo, por lo que “así como nosotros defendimos el modelo educativo que impulsamos, somos respetuosos del modelo futuro que se define. De algo estoy cierto, creo que ambos gobiernos, el saliente y el entrante, buscamos que los jóvenes tengan acceso a una educación gratuita, laica, de calidad”.

En lo que se refiere a la construcción del nuevo aeropuerto, el presidente Enrique Peña subrayó que este megaproyecto sigue su curso, porque hay contratos asignados a distintas empresas constructoras, aunque se dijo respetuoso del proceso de consulta que ha dado a conocer AMLO para que los ciudadanos decidan si continúa el proyecto o se cancela.

López Obrador prometió que no inclinará la balanza a favor de una u otra opción, pues se dará a conocer la información y serán los mexicanos los que decidan a finales de octubre, adelantando que se aplicará el método de consulta ciudadana para todo aquello que se requiera. “El pueblo no es tonto, tonto es el que piensa que el pueblo es tonto. El pueblo es el que manda, es sabio. No es cierto que el tema de la economía es asunto de los economistas, no es cierto, es asunto de todos”, sentenció.

También dijo que antes del 1 de diciembre dará a conocer sus propuestas para encabezar las secretarías de la Defensa Nacional y la de Marina, decisión para lo cual pedirá el punto de vista de los titulares de ambas secretarías.

Igualmente, el presidente Enrique Peña aseguró que deja un país con estabilidad política, económica y un clima de armonía, así como de paz social, sin embargo, reconoció que existen renglones del país con grados altos de inseguridad, por lo que este tema será el reto para la próxima administración.

Previamente, el mandatario resaltó en Tapachula, Chiapas, que deja un endeudamiento razonable, que hasta junio pasado, la deuda neta del sector público ascendía a 10 billones 578 mil millones de pesos. Al inaugurar el hospital general de Tapachula, sostuvo que la estabilidad económica ha sido prioridad para su gobierno, en aras de cuidar la economía de las familias mexicanas, “y ha sido cuidando las variables macroeconómicas, de mantener una inflación baja, generación de empleos, un nivel de endeudamiento razonable, para realmente mantener a México como un país confiable y donde los mercados financieros internacionales claramente reconocen a México como un destino donde se puede invertir con certeza y con confianza”, especificó.

CRUJIDO EDUCATIVO

El regreso de Elba Esther Gordillo a la escena pública generó un remolino que opacó a los actores políticos que han ocupado últimamente los titulares de los espacios noticiosos, lo que demuestra el poder que tiene la ex dirigente magisterial.

Durante una semana ha sido motivo de análisis cada una de sus palabras, sus actitudes, el énfasis que puso en la conferencia de prensa a que convocó y ante todo, qué va a pasar con el Sindicato, de cuya dirección fue despojada por presuntos delitos que la PGR no pudo sostener, por los que estuvo presa cinco años y finalmente absuelta.

El mensaje del 20 de agosto fue una mezcla de irritación por lo vivido, de advertencia para aquellos que la traicionaron y de ramo de olivo para “pensar en el futuro”.

A dos semanas de que obtuvo su liberación total. Gordillo Morales no se guardó nada. Con voz potente dejó en claro: “¡Soy inocente! Recuperé mi libertad y la reforma educativa se ha derrumbado”. En doce palabras resumió todo. Se dijo víctima de una persecución política, de actos de injusticia, y mientras lo decía enarbolaba la resolución judicial que le concedió la libertad: “Aquí tienen la imagen que ha predominado durante más de cinco años con respecto a mi persona y es producto de una persecución política, de acoso e injusticia. Es el producto de un expediente basado en mentiras y acusaciones falsas, para hacerme ver como culpable de algo que no cometí. Soy inocente y muestro a ustedes lo que justifica judicialmente el acuerdo. Recuperé la libertad y la reforma educativa se ha derrumbado”.

Horas más tarde, en Palacio Nacional tuvo lugar la reunión del presidente Enrique Peña Nieto y su sucesor Andrés López Obrador y en seguida, durante una rueda de prensa, el actual mandatario respondió que es falso que su gobierno haya tenido que ver con una persecución política en contra de Elba Esther Gordillo.

“Simplemente es inadmisible e inaceptable el afirmar que la maestra, cuya carrera y trayectoria es conocida públicamente, el juicio que enfrentó haya tenido que ver con una persecución de orden político; nada más falso que ello y no tengo más respuestas para quien se le respeta en sus derechos políticos y en lo que ha realizado. Aquí nunca ha habido ni un encono personal o particular para quien fuera dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación”, sostuvo Peña Nieto.

Por su parte, López Obrador aseveró que si a Gordillo se le ha declarado libre se le va a respetar el derecho de participación, pero no ocupará cargos en su gobierno: “No va a trabajar la maestra Elba Esther en el gobierno próximo. Como ciudadana, en el uso de sus facultades, va a ejercer sus derechos, se va a reconocer sus derechos. Pero nadie va a estar al margen de la ley. Al margen de la ley nada, por encima de la ley nadie”, puntualizó.

Asimismo, en el escrito que leyó, Gordillo se refirió de manera especial a los profesores: “Lamento que nos hayan responsabilizado de la compleja situación educativa del país, cuando la mayoría de los maestros hacen lo mejor que pueden con las herramientas insuficientes que el gobierno da” y dijo que percibe una crisis en el SNTE de “autodestrucción”, como nunca se había visto en su historia “larga y compleja”, es una organización que fue “fuerte y autodeterminada” y es el momento de recuperar esas características, por lo que se comprometió a permanecer al lado de los docentes.

El actual dirigente del SNTE, Juan Díaz de la Torre, afirmó que está “tranquilo, en paz, como siempre” y ante la insistencia de los reporteros sobre lo dicho por Elba Esther desvió la contestación, al reiterar en varias ocasiones que el sindicato “está unido, trabajando, muy sólido, pues ahí está”.

“¿Traicionó usted a la maestra Elba Esther Gordillo?”, se les cuestionó: “Cómo me ve. Tranquilo,  trabajando muy fuerte, pero como siempre, nunca ha habido momentos de relax en el sindicato, todo el que asume este reto de ser dirigente sindical, en cualquier nivel, todos los días es igual desde hace muchísimos años”.

“La maestra Elba Esther lo acusa de traición”.- “Yo lo que digo es que un millón 500 mil maestros sindicalizados están hoy trabajando en paz, al lado de la sociedad y de sus alumnos y nosotros estamos aquí hablando a nombre de ellos”.

Ante la afirmación de la señora Gordillo, que la reforma educativa “se ha derrumbado”, el secretario de Educación Pública, Otto Granados Roldán, señaló que la actual administración hizo bien su tarea. “Hicimos lo que teníamos que hacer y lo hicimos muy bien (…), una reforma cuyo peso moral, político, pedagógico y ético no se puede negar, y porque en ella está depositada la educación para que millones de niños y jóvenes alcancen su máximo potencial  y tengan una vida buena. Celebremos el inicio de este nuevo ciclo escolar muy seguros de que hicimos lo que tenían que hacer y lo hicimos muy bien”.

EN CAMPAÑA

Dentro de la cascada declarativa de los días recientes del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, resaltan los nombres del grupo más cercano que participará en su administración, entre ellos están Alejandro Esquer Verdugo, secretario particular de la Presidencia, mismo cargo que tuvo cuando AMLO fue jefe de gobierno del Distrito Federal. Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia y enlace con los inversionistas de México y el extranjero.

Gabriel García Hernández, coordinador general de programas integrales de desarrollo y se encargará de coordinar a los delegados estatales y regionales del gobierno federal. Jesús Ramírez Cuevas, coordinador de comunicación social y actual director del periódico Regeneración, órgano de difusión del partido Morena. César Yañez Centeno, coordinador general de política y gobierno, será el responsable de la relación con los sectores públicos sociales, las dependencias y entidades de la administración pública.

Daniel Asaf, encargado de coordinar la seguridad, por lo que estará al frente de las 20 personas que protegerán al Presidente. Raimundo Artis Espriú, coordinador de estrategias digital. Lázaro Cárdenas Batel, jefe y coordinador de asesores de la Presidencia, auxiliará en la elaboración de proyectos.

Todos los mencionados van a despachar en Palacio Nacional, que no tendrá remodelaciones y cada designación implicará ajustes en la estructura para reducir el número  de coordinadores, señaló López Obrador. En el caso de las oficinas de prensa, se eliminará todas las que hay en las dependencias para concentrar el trabajo que desempeñan en la oficina del coordinador de comunicación social de la Presidencia, al mismo tiempo se reducirá en 50% la publicidad oficial a medios de comunicación, como parte de la política de austeridad del próximo gobierno.

Por otra parte, el futuro gobernante abrió la puerta para que el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) se concesione completa o parcialmente: “Se plantea, en el caso de que se decida continuar la obra, que se conduzca con el gobierno todo el proceso de construcción y sólo en el caso de que signifique sacar dinero del presupuesto, entonces se puede concesionar para que no cueste a los ciudadanos”. Ratificó que para finales de octubre “aplicamos una consulta y van a ser todos los ciudadanos los que van a decidir, una consulta directa a través de una encuesta” y las opciones a elegir es que el NAIM siga en marcha o que se tengan dos pistas en la base militar de Santa Lucía.