Reitera la Asociación Mexicana de Distribuidores y Automotores en Aguascalientes su consentimiento a que se regularice la entrada de autos chocolates al país. Su presidente en la entidad, Salvador González Palomera, replicó su defensa por la industria automotriz nacional y se pronunció por que se haga valer la normatividad para todo aquel vehículo extranjero que sea introducido a México.
Al respecto, hizo votos por que el próximo Gobierno Federal mantenga la actual política normativa para toda aquella persona que desee introducir un vehículo extranjero al país.
“Hay un pronunciamiento muy fuerte de la asociación a nivel nacional y de las representaciones locales de que ojalá la política siga como hasta hoy, de restringir o de obligar, porque realmente la medida no es restrictiva, sino que más bien es normativa, de que cualquier carro que quiera entrar a México tiene que cumplir las condiciones que se le piden a la industria mexicana”.
En entrevista para El Heraldo, Salvador González Palomera apuntó que el problema es que cuando llegan vehículos sobre todo de Estados Unidos, no se les hace cumplir lo que a los automóviles fabricados por la industria mexicana, de ahí que la AMDA pelea para que no haya inequidades, sino que exista una cancha pareja para todos.
“Lo idóneo es que se cumplan las normas, hacer valer las que están en el mercado mexicano y el que quiera traer un coche importado a México, pues que cumpla las normas mexicanas”.
El representante de la AMDA en Aguascalientes recordó que, en la actualidad, el que quiera traer un coche del extranjero, sabe que le sale muy caro y pierde el atractivo.
“Ahorita se puede traer un carro de 15 años de antigüedad, aquí el problema es que, aunque sea menor de 10 años, tiene que cumplir con la normatividad y si la normatividad no te da, tú no puedes importarlo, aunque la ley diga, de 10 años atrás sí lo puedes traer y se ha venido recortando, pero si no cumple con las normas mexicanas no puede entrar al país. Aquí el punto es que cumpla con las normatividades y que esté disponible en igualdad de circunstancias”.