Diana Baptista
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 08-Mar-2018 .-La denuncia encabeza la marcha de las mujeres. Gritos para exigir justicia por los feminicidios, la tortura sexual, la discriminación, las violaciones.
La movilización por el Día Internacional de la Mujer salió del Ángel de la Independencia rumbo al Zócalo capitalino, en contingentes integrados por mujeres vestidas de morado que van en sillas de ruedas, empujando carreolas, empuñando fotografías de mujeres desaparecidas.
Entre los cantos y las cartulinas destaca la exigencia común: “¡Ni una más!”.
“La violencia está normalizada. Todos hemos sufrido violencia de nuestras parejas, de nuestros padres, de nuestros hermanos, y se me hace muy triste”, expresó Yolanda, quien carga a su bebé junto a un contingente de madres que participa en la protesta.
Las mujeres demandan no ser tocadas sin su permiso, tener acceso al aborto seguro y caminar por calles donde su integridad no peligre.
“¡No! ¡Que te dije que no! ¡Mi cuerpo es libre, yo decido, tengo autonomía!”, expresan.
A quien las escucha, le advierten contra el silencio ante la violencia de género. Señor, señora, no sea indiferente, piden a gritos.
“Marcho porque soy mujer y mi mamá peleó toda la vida para que eso no fuera lo peor que pudiera pasarme”, explica Anais, joven que, junto a las demás, clama por la muerte del machismo.
A la movilización también se unieron integrantes de sindicatos campesinos y de electricistas, así como representantes de partidos políticos.

¡Participa con tu opinión!