En un estado de emergencia, activistas independientes protestaron ayer en el Congreso del Estado para exigir reformas legales al Código Penal para proteger a los animales de compañía, porque en los últimos cuatro meses han muerto –aseguraron- más de cien perros que han sido agredidos y violados; “no son objetos ni accesorios, deben ser considerados como seres sensibles y no como bienes materiales”.
Liliana Avilés, María Belc y Luz María Alvarado aseveraron que las actuales sanciones únicamente son administrativas, debe procederse a una penalización mayor para la zoofilia y el maltrato animal, establecerse el trabajo comunitario, es indispensable respetar los derechos de los animales.
“No es posible que la pena mayor sea el pago de una sanción económica por 42 mil pesos. Por fortuna hay una persona detenida que lleva dos meses en cárcel por haber decapitado a unos perros, pero es crucial que no haya ni uno más”.
Rescatistas y activistas independientes pro animal y defensores del medio ambiente llamaron a la ciudadanía a una actitud responsable en la tenencia de sus mascotas, ya que el 70% de los que llegan al antirrábico son entregados por sus propios dueños.
Subrayaron que aquella gente que se atreve a agredir a los animales, igual lo hará con los seres humanos, por lo que es urgente establecer leyes punitivas para propiciar la denuncia anónima y que de una buena vez se desaliente y se baje el nivel de violencia hacia los animales que se ha convertido en una problemática social.
Por ello solicitaron el apoyo de los legisladores y de todos los habitantes de Aguascalientes para avanzar en la concientización y salvaguardar los derechos de los animales. Asimismo, se pronunciaron por una esterilización masiva en los once municipios del estado, a fin de que sea una medida para reducir la población de mascotas de compañía en Aguascalientes, porque la solución no es sacrificarlos.