Líderes agrarios, legisladores y académicos exigen al Gobierno que el sector campesino sea incluido en la consulta del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), al señalar que es la única nación que no lo ha hecho.

En un foro sobre el tema realizado en el Senado de la República, la diputada Karina Barón, presidenta de la Comisión de Evaluación de Programas del Campo en la Cámara baja indicó que existen dos puntos de acuerdo con esa petición a Ildefonso Guajardo, Secretario de Economía.

“Cada país está haciendo lo propio, Canadá está consultando a sus sectores y a todos los que tienen que ver con el tratado. Estados Unidos está haciendo lo propio, en nuestro país, en México, absolutamente nadie lo conoce hasta la fecha”, señaló.

“¿Cuáles son los avances, cuáles han sido los comentarios, los trabajos que el Secretario de Economía en nuestro país ha venido desarrollando?. Nuestros campesinos están dejando sus tierras por falta de oportunidades y falta de políticas públicas”, agregó.

Pedro Ponce de la Universidad Autónoma de Chapingo indicó que existen 17 millones de indígenas dedicados al campo que han sido invisibilizados por las autoridades.

“Se necesita un inventario cualitativo de lo que producen, de lo que consumen, de lo que pueden ellos aportar o de lo que están aportando el país”, dijo.

Agregó que un millón de mujeres son dueñas de tierras o ejidatarias y existen cerca de cinco millones de jornaleros agrícolas.

Subrayó la necesidad de crear un programa de conservación nacional para cuidar las tierras productivas.

Expuso que el 34 por cierto de los productos que se consumen en el país son importados, lo que dijo, solo beneficia a trasnacionales.

Al foro también asisten integrantes de la Asociación Unidos por el Campo, Coordinación Nacional del Plan de Ayala, de la Defensa Nacional para los Pueblos Originarios, entre otros.