Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 11-Ago.- A un mes del accidente mortal en el socavón del Paso Exprés de Cuernavaca, afectados exigieron castigo a responsables.
Tras dos inundaciones desastrosas y luego de la difusión el jueves de peritajes técnicos sobre las causas del siniestro, las víctimas reclamaron que aún no se finquen culpabilidades sobre los encargados de la obra.
El peritaje fue entregado a la Secretaría de la Función Pública con el fin de que deslinde responsabilidades tanto de funcionarios públicos federales como locales; también deberá definir culpabilidades de empresas constructoras y supervisores del proyecto.
Falta además que la PGR tenga conocimiento de otras denuncias penales derivadas de este proceso, por lo que la posible definición de culpables tardará varias semanas más.
Darío Oscós, abogado de los familiares de Juan Mena López y Juan Mena Romero, fallecidos al caer en el socavón, dijo que los dictámenes de expertos dejan sueltas las responsabilidades de personas e instituciones.
“Todo esto acrecienta el nivel de indignación de la familia, de impotencia ante la insensibilidad de los responsables por no haber atendido y corregido las fallas que provocaron la tragedia”, indicó.
Los peritos independientes convocados por la SCT determinaron que el socavón se originó por fallas en el diseño, la construcción y supervisión de la obra, donde no fue arreglada una alcantarilla y hubo omisiones en la reparación de averías del tubo de la barranca de Santo Cristo.
Oscós dijo que no sólo no ha habido responsables administrativos por lo ocurrido en la vía, sino tampoco responsables en materia penal por el homicidio de dos personas.
A un mes del caso, resaltó, ninguna autoridad, ni la Secretaría de la Función Pública, ni la Fiscalía General de Justicia del Estado, ni la PGR han encontrado culpable alguno.
Karin Abbud, vecina afectada por las inundaciones provocadas por el Paso Exprés, señaló que es increíble que sigan culpando a la alcantarilla y a las lluvias, cuando es evidente que funcionarios de los tres niveles de Gobiero fallaron.
“Es el resultado de este país, en donde los funcionarios de alto nivel siempre quedan protegidos por el mismo sistema.
“En este caso, por simple decencia, el señor Gerardo Ruiz Esparza ya debería de haber renunciado, considerando que fue su gente la que falló”, sostuvo.
Catalina Martínez, otra de vecina afectada, lamentó la impunidad.
“No creo realmente que se vayan a decir los verdaderos nombres de quiénes fueron los culpables”, dijo.
El diputado federal panista Javier Bolaños opinó que si bien el peritaje no señala responsables sí es contundente al determinar que la obra tenía graves deficiencias.
“Es un elemento suficiente, al menos, para que el secretario de la SCT se separe del cargo y se lleve a cabo una investigación independiente”, señaló Bolaños.
El también legislador, pero del Congreso local, Alberto Mojica, sostuvo que en las sanciones además de Ruiz Esparza debe considerarse al Gobernador Graco Ramírez, por las omisiones en labores de protección civil.