Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 15-Ene.- La senadora independiente Martha Tagle propuso a la Cámara alta aplicar un recorte de mil millones de pesos a su presupuesto del 2017.
El ajuste representaría una reducción del 22 por ciento, es decir, más del doble de la propuesta realizada por la Mesa Directiva que es solo del 10 por ciento.
El proyecto plantea bajar en un 50 por ciento el salario de los legisladores y funcionarios de alto mando, lo que equivale a 98.5 millones de pesos.
Tagle pidió que el Senado trabaje este año con el mismo presupuesto del 2016, lo que implicaría renunciar al aumento de 120 millones de pesos que le autorizó la Cámara de Diputados.
La legisladora independiente solicitó reducir los gastos de nómina en un 18 por ciento generalizado, en comparación con el 10 por ciento selectivo propuesto por la Mesa Directiva.
Según Tagle, con estas medidas se deberán recortar 243.6 millones de pesos a los asesores contratados para los senadores.
El proyecto contempla eliminar los casi 150 millones de pesos para pagar Estímulos a Servidores Públicos de mando.
Por otro lado, se establece una disminución del 25.7 por ciento en Servicios Generales, lo que incluye recortar a las bancadas el 30 por ciento de sus gastos, ya que esa partida quedó intocada en el planteamiento de la Mesa Directiva.
Adicionalmente pidió reducir las tarifas en viajes, prohibir la compra de vuelos en clase ejecutiva y ahorrar con ello 9.3 millones de pesos.
También se eliminaría el pago de pensiones estacionamiento, para lo que se pretende asignar más de 9 millones de pesos en este 2017.
En el caso de las asesorías se plantea un recorte del 30 por ciento a la partida de servicios profesionales, técnicos y científicos.
En materiales y suministros, se propone un ahorro de casi 8 millones de pesos para la compra de utensilios, alimentos, combustibles, lubricantes y aditivos.
También contempla un recorte del 50 por ciento en la compra de vehículos, lo que equivale a un ahorro de 740 mil pesos.