Mayolo López
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 8-Sep.- El árbitro electoral advirtió que de ser necesario sacará tarjetas en el proceso electoral 2017-2018, que arrancó formalmente ayer.
En una ceremonia con ese motivo, el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, reclamó de partidos y candidatos apego a la ley y señaló que no el organismo tolerará trampas que busquen ventajas indebidas.
“La sociedad mexicana exige legalidad para estas elecciones y el INE y los organismos públicos locales estaremos a la altura de las exigencias que se nos plantean ejerciendo puntualmente nuestras atribuciones, sacando las tarjetas que sean necesarias para garantizar en nuestro rol arbitral, la equidad en las contiendas”, advirtió.
Córdova adelantó que la contienda electoral será la “más grande y disputada” y aseguró que el País nunca había tenido un andamiaje normativo tan robusto para dar certeza a la competencia.
Remarcó que en medio de cuestionamientos a las instituciones públicas, y del descrédito de los partidos y la política, el proceso electoral es una oportunidad para reivindicar la importancia de la vida democrática.
“Desde ahora mismo, hago un enérgico llamado a los actores políticos, a los partidos, a quienes aspiran a cargos de elección popular para que haya un respeto pleno de las reglas que nos hemos dado, que son las reglas de la convivencia democrática y se conduzcan dentro de los márgenes que establecen las leyes y la Constitución”, indicó.
El consejero convocó a la sociedad a formar una “gran alianza” con el INE para para asegurar la transparencia y la legalidad de las elecciones en 2018.
Posteriormente, en la sesión extraordinaria del Consejo General del INE, pidió los electores que hagan valer su dignidad y rechacen la compra y coacción del voto.
“Vale la pena desde ahora, desde el momento mismo del inicio del proceso electoral, hacer un llamado a ejercer el voto de manera libre, autónoma y sin condicionamientos”, planteó.
“La mejor defensa frente a la compra y coacción es la dignidad, y por ello, el rechazo decidido de los ciudadanos frente a estas prácticas”.
En tanto, en la firma de un convenio con autoridades locales, el consejero Ciro Murayama aseguró que al árbitro no le interesa quién pueda ganar la elección.
“No hay lugar para la improvisación. Hay la obligación de la certeza. Eso es lo que estamos firmando, es a lo que mutuamente nos estamos comprometiendo y queda en el aire una enorme incertidumbre, pero es la única incertidumbre legítima en democracia: ¿quién va a ganar?”, planteó.
“Eso lo decidirá solamente la ciudadanía y eso nos tiene sin cuidado a las autoridades electorales. Nos tiene que tener sin cuidado quién gane”, recalcó.

¡Participa con tu opinión!