Zedryk Raziel
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El titular de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, señaló que el Gobierno saliente de Enrique Peña Nieto no puede deslindarse de su responsabilidad en el grave problema de violaciones a los derechos humanos en el país.
“Este Gobierno que termina tiene deudas en materia de derechos humanos, lo hemos dicho; hay deudas y ésta es una deuda con las víctimas”, afirmó tras el Segundo Diálogo por la paz, la verdad y la justicia.
“Las víctimas, ustedes lo ven, no pueden esperar a transiciones o a relevos de gobierno, se debe de trabajar, y este Gobierno actual, que termina el 30 de noviembre, no puede deslindarse de su responsabilidad y tiene que cumplir garantizando que la Ley de Desapariciones se cumpla”.
Tras el foro al que asistieron representantes del Gobierno entrante, incluido el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, el ombudsman indicó que todas las administraciones pasadas han abandonado a las víctimas.
“La deuda que tiene el Estado mexicano con tantas víctimas, no son todas, esto es un botón de muestra, pero a través de las que hoy vinieron, las víctimas, se manda un mensaje de que el Estado mexicano tiene una deuda, los gobiernos pasados están dejando este pendiente, están dejando un número de víctimas, de dolores, que el Estado mexicano tiene que responder”, asentó.
González Pérez aseveró que el próximo Gobierno deberá fortalecer sus instituciones, garantizar que se cumpla la ley y que no haya impunidad.
“Este Gobierno todavía no termina su responsabilidad, termina el 30 de noviembre, ¿sí?, y en el tema de desapariciones no puede pasar; lo dije la vez pasada, ni un minuto, ni una hora, ni un mes.
“En diciembre serán otras las autoridades. ¡Qué bueno que hoy puedan estar siendo escuchadas! Con independencia de los mecanismos, comisiones que se puedan formar, hay que buscar que se cumpla la ley, acabar con la impunidad, que tengan derecho a la verdad, sin impunidad”, pidió.