CDMX.- Además de que busca rodearse de «Buenas Personas» en la dirección y en el escenario, Arcelia Ramírez pone ojo clínico en el texto a la hora de elegir actuar en teatro.
La actriz de 50 años es bastante quisquillosa cuando se trata de trabajo porque antes de presentarse frente al público, los proyectos que realiza tienen que cautivarla primero a ella.
Esa fórmula de trabajo la aplicó para aceptar sumarse a la obra «Buenas Personas», al lado de Odiseo Bichir, Montserrat Marañón, Fabrina Melón, Concepción Márquez y Cuauhtli Jiménez.
Original del francés David Lindsay-Abarie, la puesta en escena dirigida por Diego del Río, permitió a Arcelia adentrarse en la vida de Margarita, una mujer que pierde su empleo y recurre a un ex novio de la adolescencia para que la ayude.
“Lo que hago para aceptar un proyecto es entrar en relación con el texto, la historia, la ficción de la que se va hablar, si es una ficción sólida, si el personaje tiene lógica, los guiones me tienen que decir cosas a mí”, comentó la actriz.
“Busco que sean contenidos que valga la pena comunicar, después veo quién dirige, inmediatamente quién actúa, sobre todo porque en el teatro vas a estar ahí, bailando en el escenario”.
La obra plantea temas como el clasismo, y toca aspectos filosóficos, como la reflexión de si la vida de una persona se construye con base en sus decisiones o se forma a causa del azar. (Paula Ruiz/Agencia Reforma)