Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 03-Oct-2017.- La esposa del ex Tesorero de Tabasco, cuyo juicio por lavado de dinero inició ayer en una Corte de Texas, abrió en octubre de 2013 una cuenta de inversión en las islas Bermudas, con una aportación inicial de 1.9 millones de dólares.
Silvia Pérez Ceballos, esposa del ex Tesorero José Manuel Sáiz Pineda, informó al abrir esa cuenta que su patrimonio total era de 5.5 millones de dólares –71 millones de pesos al tipo de cambio de 2013–, pero el juicio que se le inició ayer en Corpus Christi, señala compras de inmuebles, vehículos y otros bienes en Estados Unidos por más de 42 millones de dólares.
El Departamento de Justicia entregó el pasado domingo a la Corte un expediente de 214 páginas con la información remitida por el Gobierno de Bermudas sobre la inversión, que fue abierta desde una sucursal del banco JP Morgan Chase en Houston.
Pérez Ceballos y sus dos hijas residían en Houston desde mayo de ese año, buscando asilo ante una supuesta persecución política de parte del Gobernador perredista Arturo Núñez, quien asumió el cargo en enero de 2013.
La cuenta 28-2873-017053 fue abierta en Sun Life Financial Limited en Bermudas, que es filial de la aseguradora canadiense del mismo nombre. El dinero se originó en la cuenta 31309 de Pérez Ceballos en el banco UBS, pasó por JP Morgan y terminó en Bermudas.
Los 5.5 millones incluían, según el formato llenado por Pérez Ceballos, un millón de dólares en fondos de inversión, 960 mil dólares en bonos, 240 mil dólares en acciones, 1.2 millones en “bienes raíces y otros”, 200 mil dólares disponibles en efectivo, más los 1.9 millones que se enviaron a Bermudas.
Pérez Ceballos hizo algunos retiros menores, y, al cierre de marzo pasado, el saldo era de un millón 893 mil dólares, o 34 millones de pesos, que el Gobierno de Estados Unidos podría decomisar.

El juicio
Silvia Pérez Ceballos enfrenta desde ayer un juicio por lavado de decenas de millones de dólares desviados del erario durante el Gobierno de Andrés Granier.
Este será uno de los pocos casos de corrupción imputada en Estados Unidos a funcionarios mexicanos y sus parientes que llega a un juicio criminal con jurado.
En el proceso, a cargo de la jueza Nelva Gonzáles, la Fiscalía presentó una lista de 114 pruebas documentales, que incluyen registros de 37 cuentas en bancos como Morgan Stanley, Wells Fargo, HSBC Bank, RBC Royal Bank, JP Morgan Chase y Bank of America.
También se documentará la compra por medio de empresas de papel de siete propiedades de lujo en Miami, Los Angeles, Houston y Nueva York, valuadas en 40 millones de dólares.
Los jurados también conocerán de 19 vehículos cuya propiedad se imputa a Sáiz Pineda –preso en México–, a Pérez Ceballos y a su coacusado, el empresario Martín Medina Sonda, bajo proceso en Yucatán por el asesinato de su esposa.