Héctor Gutiérrez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Partido del Trabajo acusó ayer a Morena de usar sus siglas para postular como candidatos al Congreso a 41 morenistas.
La queja, presentada ante el Instituto Nacional Electoral (INE), abrió una discusión en el seno de ese organismo sobre la postulación de cachirules en los partidos políticos.
Representantes de los partidos acusaron a Morena de ser incongruente y advirtieron que dicho instituto político estará sobrerrepresentado en el Congreso.
En su recurso, el PT solicitaba invalidar parcialmente el convenio de coalición de la alianza Juntos Haremos Historia (Morena, PT y PES), pues 41 candidatos petistas en realidad militaban en Morena y fueron seleccionados sin respetarse los procedimientos internos de aquel partido.
En el fondo, el PT alegaba que le correspondían 9 diputados plurinominales, y no los 3 que le asignó el INE con el argumento de que había ganado 57 distritos electorales, en su coalición con Morena y PES.
Entre los legisladores cachirules destacan los diputados electos Mario Delgado, Pablo Gómez y el actor Sergio Mayer, quienes hicieron campaña abierta por Morena.
Jorge Álvarez Máynez, representante de Movimiento Ciudadano, acusó que se trata de un fraude a la ley que también alcanza al PES, el otro aliado de la coalición, que postuló a Zoé Robledo.
Eduardo Aguilar, representante del PAN, advirtió que se pasó de la existencia de los legisladores sandías –que eran priistas postulados por el PVEM– a los «frutos exóticos», que describió como guindas por dentro y de otros colores por fuera.
La petición del PT fue desechada por el INE, con el voto en contra de la consejera Pamela San Martín, quien admitió la necesidad de analizar la sobrerrepresentación, con el argumento de que la solicitud fue extemporánea.