En las últimas horas los policías preventivos de Aguascalientes frustraron dos suicidios que fueron protagonizados por mujeres.
Las víctimas ingirieron medicamento controlado con la intención de quitarse la vida, aunque la rápida intervención de los oficiales de la SSPM evitó que se consumaran las tragedias.
PRIMERO. Uno de los casos ocurrió en la calle Miguel Caldera, en el fraccionamiento Lindavista. Una mujer de 47 años intentó suicidarse al ingerir 30 pastillas de medicamento controlado. Su papá se percató de ello y lo reportó al C-4 Municipal.
Al lugar de los hechos arribaron policías preventivos del Destacamento “Morelos” y una ambulancia del ISSEA, a bordo de la cual la mujer fue trasladada a recibir atención médica al Hospital del ISSSTE.
SEGUNDO. A las 02:14 de la madrugada del sábado se registró otro intento de suicidio en una vivienda ubicada en la calle Azores, en el fraccionamiento Rancho Santa Mónica. Una mujer de 30 años, también ingirió medicamento controlado y se provocó una fuerte intoxicación.
Al lugar de los hechos llegaron policías preventivos de la unidad 0335-B2 del Destacamento “Insurgentes”, así como la ambulancia ECO-420 del ISSEA, a bordo de la cual la mujer fue trasladada al Hospital MAC para recibir atención médica.
En ambos casos, las mujeres sufrían de depresión.