José de Jesús López de Lara

Malvivientes evitaron que un drogadicto fuera internado en un anexo y atacaron a balazos a un grupo de jóvenes que pretendían llevarlo al centro de rehabilitación ubicado en el Barrio de La Salud. Uno de los trabajadores del recinto resultó herido.
El drogadicto fue “rescatado” por sus amigos y escaparon con rumbo desconocido.
Los sangrientos hechos se registraron el domingo a las 12:40 del día, en la calle Soledad, entre la calle San Miguel y avenida Paseo de la Cruz, en el Barrio de El Llanito.
El lesionado fue identificado como Samuel, de 36 años; sus propios compañeros lo trasladaron a recibir atención médica a las instalaciones de la Cruz Roja ubicadas en el fraccionamiento El Dorado.
Lo anterior provocó una movilización policiaca en la que participaron policías preventivos del Grupo de Operaciones Especiales, del Destacamento “Centro” y del Grupo Motorizado “Centauro”, además de policías estatales y agentes de la Fiscalía General del Estado.
De acuerdo a las primeras investigaciones, el ahora lesionado trabaja en un centro de rehabilitación para drogadictos ubicado en la calle 3 de Mayo, en el Barrio de La Salud.
Una mujer le pidió ayuda para internar a su hijo identificado como Gabriel, de 30 años, ya que tiene problemas de drogadicción.
El ahora perjudicado, junto con otros trabajadores identificados como Fernando, de 25 años; Luis, de 21 años y Rigoberto, de 27 años, arribaron al domicilio ubicado en la calle Soledad, en el Barrio de El Llanito, para llevarse a Gabriel, pero cuando ya se encontraban a bordo de una camioneta Ford Windstar, color dorado, con placas de circulación JGT-4358 de Jalisco, fueron atacados a balazos por un grupo de sujetos, quienes lograron bajar al drogadicto y juntos escaparon hacia la avenida Paseo de la Cruz.
Durante el ataque, Samuel resultó herido de un balazo en el pie izquierdo, por lo que sus compañeros lo trasladaron en la misma camioneta a recibir atención médica a la Cruz Roja.
Cabe destacar que la camioneta Ford Windstar presentaba cinco impactos de bala y en la escena del tiroteo, fueron localizados cuatro casquillos percutidos y un cartucho útil calibre 9 mm.
Con el apoyo del helicóptero “Águila Uno” de la Policía Estatal se trató de localizar a los agresores, pero con resultados negativos.

¡Participa con tu opinión!