Uno de los giros comerciales sobre los que ha habido algunos intentos por regular es el de las casas de empeño, a fin de evitar que a este tipo de lugares lleguen objetos robados o de dudosa procedencia.
El impulsor de esta iniciativa que ha sido remitida a la mesa directiva de la Comisión Permanente del Congreso del Estado, es el diputado panista Enrique García López, quien indicó que “con esto se busca garantizar que estos establecimientos sean transparentes al momento de recibir para su futura venta los artículos que llegan inicialmente a cambio de un préstamo económico”.
Aclaró que la iniciativa que ha propuesto no invade las atribuciones del Congreso de la Unión, puesto que el Congreso del Estado en Aguascalientes cuenta con plenas facultades para regular el permiso a los establecimientos con dicho giro, para ofrecer al público la celebración de contratos de mutuo interés y garantía prendaria.
Así pues, con las facultades expuestas, se indica en la iniciativa que los legisladores locales tienen plenas facultades para regularizar el funcionamiento de las casas de empeño, mediante la obtención previa del permiso que el Ejecutivo del Estado debe proporcionar, siempre y cuando estos negocios cumplan con los requisitos que queden establecidos de ser aprobada esta iniciativa de ley.
Sucede, consideró, que estos negocios han sido señalados como sitios a donde llega a parar parte del producto hurtado por los amantes de lo ajeno, pero que difícilmente se logra corroborar y al paso de un tiempo, se ponen a la venta como algo lícito.
En el estudio presentado como parte de la iniciativa, deja ver que en Aguascalientes hay aproximadamente 200 casas de empeño de distintos tamaño y marcas, algunas locales y otras con registros nacionales, y que tienen meses con alta afluencia como es en enero, previo a las vacaciones de verano o al iniciar el ciclo escolar.
Se tiene un estimado que este tipo de negocios presentan una afluencia superior al 30% durante el mes de enero, debido a la famosa cuesta de enero y a que algunas personas enfrentan algunas carencias que buscan solventar al empeñar alguno de sus bienes.
En la iniciativa presentada por Enrique García, se señala que en la actualidad la mayoría de los estados cuenta con leyes reguladoras de este tipo de establecimientos, y aunque se sabe que existen esfuerzos aislados a nivel federal para legislar en la materia, “es nuestro deber como legisladores, proteger a los aguascalentenses que sean partícipes de las operaciones contempladas en la ley que se propone, con lo que se busca proteger a quienes acuden a las casas de empeño como opción para no buscar los créditos”.