La presidenta de la Asociación Estatal de Padres de Familia, Viridiana Amaya Guerrero, se trasladó ayer a la Escuela Primaria “Héroes Mexicanos” ubicada en la colonia Palomino Dena para contener a las mamás y a los papás que pretendían tomar las instalaciones educativas, sin permitir la entrada a los niños y sin dejar salir al personal directivo.

Los padres de familia se manifestaron en el plantel educativo para reclamar la rendición de cuentas, ya que en los dos ciclos escolares anteriores no ha habido conformidad con los resultados, y lamentablemente varios papás y mamás han asumido el tema como algo personal y se ha generado una pelea entre unos y otros.

En este ciclo lectivo 2019-2020, los padres han estado haciendo la vida imposible a los directores e incluso ayer durante varias horas no dejaron ingresar a los niños al plantel educativo, la directora estaba al interior de la escuela y no la dejaban salir.

Viridiana Amaya Guerrero aseveró que la AEPF salvaguardará e impulsará siempre la protección a la educación de los niños, por lo que nadie debe evitar que los estudiantes ingresen a su escuela y a sus salones de clase, pero eso resulta menos entendible cuando lo quieren hacer los propios papás por no lograr acuerdos en la mesa directiva.

“Ningún padre de familia debe alterar el orden ni fomentar la violencia ni dentro ni fuera de un plantel educativo, y esto porque ante todo debe estar la seguridad de las niñas y de los niños”, recalcó.

Por esa razón, durante varias horas la presidenta de la Asociación Estatal de Padres de Familia estuvo conversando con varios papás inconformes y hasta el momento no se han logrado acuerdos, pero al menos no hubo la toma de las instalaciones escolares y los infantes de primero a sexto de primaria pudieron acudir a las clases.

Por último, mencionó que los papás que estuvieron en las mesas directivas de los dos ciclos anteriores ya no participan en este plantel, ninguno, pero los actuales padres encargados de la mesa directiva siguen peleando entre sí y creando chismes con el resto, lo que genera molestia entre todos, incluidos el personal directivo, administrativo y docentes.