Prof. Flaviano Jiménez Jiménez

La Ley General del Servicio Profesional Docente, dentro de la Reforma Educativa, establece las siguientes evaluaciones para los maestros: 1) Evaluación para el ingreso al servicio educativo; 2) Evaluación para el ascenso a puestos directivos y asesorías técnico-pedagógicas; 3) Evaluación para el mejoramiento salarial; 4) Evaluación del desempeño profesional docente.

La evaluación para el ingreso al servicio educativo brinda oportunidades, por igual, a los egresados de todas las escuelas superiores (no únicamente a normalistas) para que concursen, a través de exámenes de oposición, su ingreso al servicio de educación preescolar, primaria o secundaria. De todos los que presentan  exámenes, se selecciona a los que obtienen las más altas calificaciones; es decir, a los que manifiestan tener más conocimientos y mejores habilidades para la docencia. Antes de la Reforma, generalmente los maestros eran asignados por parentesco, compadrazgo, amistad, venta de plazas o por otros procedimientos deshonrosos.

La evaluación para el ascenso a puestos directivos y asesorías técnico-pedagógicas ofrece oportunidades a todas las maestras y maestros, a partir de dos años de servicio, para presentar evaluación y ser seleccionados como subdirectores, directores, supervisores o asesores técnico-pedagógicos, de preescolar, primaria o secundaria. Con estos propósitos, se selecciona a los maestros con mayores conocimientos y que muestran capacidad para organizar y dirigir escuelas. Antes de la Reforma, generalmente los directivos y supervisores eran asignados por parentesco, compadrazgo, influencias, compromisos o a cambio de ciertos favores; por lo que el escalafón se torcía para poder hacer los movimientos de manera discrecional.

La evaluación para el mejoramiento salarial, en congruencia con lo anterior, todos los maestros en servicio tienen el derecho de presentar evaluación para mejorar las percepciones salariales e incrementar horas (en el caso de secundarias). Los que obtienen los más altos grados de puntuación en los exámenes y muestran eficacia y eficiencia en el trabajo docente, se les otorga el 35 % de incremento salarial y 40 % a los que están ubicados en el medio rural. Antes de la Reforma, los estímulos económicos se obtenían a través de Carrera Magisterial: los maestros presentaban exámenes, así como sus alumnos, pero al margen de los resultados, preponderantemente se beneficiaba a los recomendados por parte de quienes ostentaban el poder.

La evaluación del desempeño profesional docente (la polémica) consta de tres partes: a) El director respectivo informa sobre el grado de cumplimiento de las responsabilidades profesionales del docente a evaluar; b) El docente diseña y desarrolla un proyecto de enseñanza (con base en los contenidos de los programas de estudio) e informa sobre los aprendizajes logrados por los alumnos con la puesta en marcha del proyecto; acompañando, al informe, con evidencias del trabajo realizado; y c) El maestro presenta un examen de conocimientos, de habilidades didácticas y dominio de las normas educativas. A los pocos que no resultan idóneos en estos procesos de evaluación, se les asigna un tutor personal quien los capacita específicamente en las deficiencias detectadas y los guía, frente a grupo, para mejorar su enseñanza. Casi todos logran superar las deficiencias al año; pero si no fuera así, estos maestros tienen tres años de oportunidad para superarse profesionalmente. Después de  tres años de tutoría, si un docente no quiere o no puede mejorar su práctica docente, entonces tiene dos opciones: ser reubicado en otra actividad del sector con el mismo sueldo, o solicitar su retiro voluntario conforme a la ley. Antes de la Reforma, los maestros eran evaluados, pero no se publicaban los resultados y tampoco había tutorías para nadie; la evaluación era simple trámite burocrático y no pasaba nada.

¿Cuál será el nuevo enfoque, de la evaluación docente, en la próxima administración?, ¿será un evaluación con propósitos de superación educativa?, o ¿será una evaluación para cubrir un simple requisito?