No se despedirá a ningún maestro que se someta a la evaluación docente, advirtió tajante el delegado de la Secretaría de Educación Pública, David Ramírez Bedoy, al dar a conocer que del 3 al 25 de noviembre tendrá lugar la valoración del cuarto grupo que corresponde a 8 mil docentes.
En entrevista con El Heraldo, el funcionario federal llamó a los maestros a estar tranquilos, al tiempo que aclaró que cerca de 80 maestros están en su segunda oportunidad de evaluación, y únicamente 2 están en la tercera; además de que por ningún motivo están en una situación de riesgo de cese.
“Eso es importantísimo que lo sepan. Mucho se ha hablado en el contexto nacional, por parte de diversos actores y hasta de índole legislativo en el sentido de acotar o limitar la evaluación. Sin embargo, como lo he expresado en otros momentos, el marco normativo del Estado Mexicano, concretamente en el rubro de la educación se encuentra vigente y contempla la situación de la evaluación y por tanto tenemos que seguir adelante con ello. Insisto, no va a haber, respecto a estos profesores que se van a evaluar, una situación de cese”.
En tal sentido, puntualizó que en el remoto caso de que los dos profesores que están en su tercera oportunidad, no llegasen a pasar la evaluación, la ley contempla únicamente la readscripción a labores administrativas, “es decir, se les retirará del aula, a efecto de que continúen preparándose, adquieran las capacidades y aptitudes necesarias para estar frente a un grupo y conserven su trabajo. Esto no es una cuestión inquisitoria, ni mucho menos y la intención es que precisamente, al frente de los grupos de niños y jóvenes esté gente debidamente capacitada”.
El representante de la SEP señaló que afortunadamente Aguascalientes siempre se ha destacado en el contexto nacional en materia educativa, donde la gran mayoría de los maestros ha acreditado sus evaluaciones, lo cual habla de la vocación y preparación que tienen para estar frente a las aulas.
Finalmente, Ramírez Bedoy indicó que la evaluación se realizará en las sedes del Instituto Tecnológico de Aguascalientes y de la Universidad Tecnológica de Aguascalientes, cuya labor quedará a cargo del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, quienes disponen de todos los elementos para garantizar que todo se lleve a cabo sin ningún contratiempo.