Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 29-Ago.- La ex diputada sinaloense Lucero Guadalupe Sánchez compareció ayer ante un juez federal de Washington DC, donde será procesada por un cargo de narcotráfico y complicidad con Joaquín “El Chapo” Guzmán.
Lucero Guadalupe Sánchez López fue presentada en audiencia ante la Corte para el Distrito de Columbia, donde se declaró inocente del cargo de tráfico de drogas que se le imputa, cuatro días después de que el Servicio de Alguaciles Federales inicio el proceso para trasladarla desde San Diego, donde fue detenida en junio.
El juez Michael Harvey acepto la petición de la Fiscalía para mantener detenida a Sánchez López tres días más, y agendo audiencia para este viernes, en la que la jueza Robin Meriweather resolverá en definitiva si la mantiene encarcelada mientras se tramita el juicio.
Según los registros de la Corte, el juez también dicto una “alerta sobre la salud física o mental” de Sánchez López, dirigida a la Unidad Médica del Departamento de Correcciones del Distrito de Columbia, que la tiene bajo su custodia.
La audiencia duro 16 minutos y Sánchez López, que litigo intensamente para permanecer en San Diego, fue representada por una defensora asignada por la Corte, pero pidió que se le permita nombrar a su propio abogado.
Sánchez, de 28 años de edad y conocida como la “Chapodiputada” por su presunta cercanía personal con el capo, fue trasladada el viernes 25, pese a que estaba pendiente un recurso de emergencia ante la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito, con sede en San Francisco.
Todavía este lunes, abogados de Sánchez pidieron a esa Corte ordenar el regreso de su clienta a San Diego, pues el traslado a Washington aun no concluía, lo que implica que los Alguaciles Federales no la llevaron a la capital estadounidense por vía aérea desde el mismo viernes.
El Departamento de Justicia ya notifico al Consulado de México en Washington, pues Sánchez tiene derecho a asistencia legal de las autoridades mexicanas.