Fernando Toledo
Agencia Reforma

CDMX.- Una foto sin maquillaje que subió la cantante Alejandra Guzmán a sus redes sociales, para mostrar cómo lucía después de tatuarse las cejas, desató una ola de comentarios porque el aspecto del rostro de la cantante era diferente al que lucía hace algunos meses.
«Considero que es un exceso en todos los sentidos. Tiene demasiada aplicación de bótox en la parte superior del rostro, lo que hizo que las bolsas superiores de los ojos se cayeran.
«Además, se ve un relleno de pómulos y de los temporales muy mal hecho. Le trataron de perfilar la boca y también le pusieron mentón, pero está tan mal aplicado, que se le ve celulitis en esa zona. Creo realmente, que es uno de los peores trabajos de cirugía que he visto», opinó Marimar Guerra, doctora en Medicina Genómica y Rejuvenecimiento.
Agregó que se puede apreciar una piel deshidratada y avejentada, sin tensión, quizás debido a excesos en todos los sentidos.
«Me parece que esta paciente ya tiene un problema enorme en la autopercepción de la belleza, ya que no es la primera vez que sufre por este tema», recalcó.
Hace justo una década, Guzmán sufrió una infección en glúteos y espalda que puso en riesgo su vida, producto de una mala aplicación de un tratamiento de belleza.

Consultado al respecto, el doctor Gustavo González Zaldívar, especialista en Cirugía Plástica y Reconstructiva, compartió este análisis del rostro de la cantante:
– Levantamiento de frente
– Elevación de cejas
– Cirugía de párpados
– Aumento de mejillas
– Múltiples cirugías de nariz
– Bolsas de Bichat
– Aumento de mentón
– Aumento de labios
– Carillas dentales