La Universidad Autónoma de Aguascalientes determinará si los centros de Desarrollo Infantil (Cendis), en la entidad son verdaderos centros formadores de menores de cero a cuatro años, o bien, persisten como meros lugares de cuidado momentáneo.
Lo hará a través de una investigación que también hará una comparación de estos centros con prácticas educativas de nivel maternal en Iberoamérica, explicó el profesor investigador del departamento de Psicología, Pedro Palacios Salas.
Para ello evaluará el funcionamiento e impacto de los Cendis en la formación de infantes de siete meses a dos años de edad e identificará si la metodología empleada es empírica o planeada y estructurada.
Dijo que el trabajo se centrará en evaluar si los niños aprenden nociones de números y el uso de objetos, lo cual es indispensable para la vida cotidiana e implicar usar el mundo como un medio para que el infante conozca su entorno.
El proyecto será apoyado por la Universidad Autónoma de Madrid y busca describir escenarios educativos, objetos didácticos utilizados y su interacción con los menores, las posibilidades cognitivas de éstos y la forma en que se estructuran y planean actividades.
Ello, además de proceder a la revisión de técnicas y herramientas semióticas que lleguen a emplearse, lo cual fue posible observar a través de videograbaciones levantadas en diferentes días, con autorización de padres y Cendis que además registró horarios de actividades, de alimentos y descanso.
Palacios Salas subrayó que la trascendencia del proyecto es que en México, los centros de atención para niños de cero a cuatro años eran considerados espacios de cuidado de infantes y luego transitaron a Centros de Desarrollo Infantil en donde se supone que las actividades que se ejecutan tienen técnicas educativas en apoyo a la formación de los infantes.
En ese sentido el investigador que pertenece al cuerpo académico de “desarrollo psicológico, cultura y salud” dijo que se busca evaluar si los escenarios de estos Cendis corresponden a espacios educativos, si no formales, al menos con la relevancia necesaria para la construcción de la persona, en este caso los menores en edad temprana.

¡Participa con tu opinión!