Renault se lanza a una nueva aventura: competir en el segmento de las camionetas pickup.
La marca francesa llega con su nueva Oroch, una interesante fusión entre dos géneros de camionetas: SUV y pickup, que además destaca por tener doble cabina.
Está basada en la SUV Duster y comparte gran parte de su carrocería, pero con una caja de carga de 1.2 metros con capacidad de 650 kilogramos.
La suspensión trasera es tipo Multilink, lo cual representa una importante mejora con respecto a la Duster pues la conducción es más estable, ágil y segura.
La caja incluye protección, además de que la tapa de la caja tiene cerradura con llave. La llanta de refacción va montada debajo de la caja para no robar espacio de carga.
Todas las versiones cuentan con rieles en el techo, que permiten fijar una amplia variedad de accesorios como portabicicletas, porta kayaks y portaequipajes. Se ofrece de manera opcional una extensión de caja que permite transportar una motocicleta.
El interior es prácticamente igual al de la SUV Duster. El asiento trasero es suficientemente espacioso para personas adultas, aunque el respaldo podría tener un ángulo más reclinado.
En la versión básica solamente las ventanas delanteras son eléctricas, mientras que las traseras son manuales y aunque tiene radio con controles remotos en el volante y Bluetooth, no cuenta con pantalla táctil.
La caja es manual de seis cambios.
A partir de la versión intermedia llamada Intens las ventanas traseras también son eléctricas y el radio tiene pantalla táctil de 7 pulgadas y GPS.
Además, mejora la tapicería y se agrega transmisión automática de 4 velocidades, luces de niebla, rines acabado grafito, cruise control, volante forrado en piel y acabado satinado en rieles de techo y en las barras tipo roll bar.
La versión más equipada se llama Outsider y añade barra con dos luces de niebla en la defensa delantera, molduras en los arcos de las ruedas, protector de la ventana trasera y cubierta de lona para la caja.
Todas las versiones de serie tienen aire acondicionado, rines de aluminio, bolsas de aire frontales, montaje ISOFIX para asientos infantiles y frenos ABS.
El motor es cuatro cilindros de 2.0 litros con 16 válvulas; su potencia es de 140 caballos de poder, con un torque de 144 libras-pie.
Dependiendo de la versión la transmisión es manual de 6 velocidades o automática de cuatro. Los frenos delanteros son de disco y los traseros de tambor.
El manejo resultó ser sorprendentemente ágil y cómodo. Aún en curvas cerradas y a alta velocidad la parte trasera mantuvo el rumbo y se sintió bien plantada el piso.
A velocidades de carretera el interior fue silencioso contrario a nuestras expectativas. En momentos el sonido que más se escuchaba era el del aire acondicionado.
El motor de 2 litros por el hecho de tener aspiración natural y cabeza de 4 válvulas por cilindro a bajas revoluciones no tiene la respuesta óptima.
La dirección, aunque tiene mucha asistencia y podría ofrecer más sensación del camino a altas velocidades no ofreció problemas para dirigir y posicionar el auto.

Precios:
Zen 269,900 pesos
Intens 313,900 pesos
Outsider 328,900 pesos