En acatamiento de la recomendación pública general de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, tras el registro en 2018 de tres denuncias, ayer el Instituto de Educación de Aguascalientes presentó el Protocolo para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar el Acoso y el Hostigamiento Sexual en las Instituciones Formadoras y Actualizadoras de Docentes del IEA.
Raúl Silva Perezchica y Asunción Gutiérrez Padilla, director del IEA y el presidente de la CEDH, respectivamente, aseveraron que con esta herramienta se podrán investigar y sancionar todos esos casos, donde el estudiante, el personal docente, administrativo y directivo tengan la certeza y la confianza de contar con un ambiente educativo laboral libre de tales prácticas.
Al entregarle este Protocolo al presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, el titular del Instituto de Educación de Aguascalientes aseveró que las víctimas de hostigamiento o acoso sexual serán escuchadas y atendidas y ahora se cuenta con una herramienta jurídica y técnica para que no vuelvan a ser revictimizadas.
Este documento fue publicado ayer lunes en el Periódico Oficial del Estado, motivo por el cual ya puede ser aplicado para investigar y sancionar todos aquellos casos que sean denunciados por acoso y hostigamiento sexual dentro de las instituciones de educación superior del Instituto de Educación de Aguascalientes.
“La intención es propiciar una relación digna entre estudiantes, funcionarios, docentes, tanto hombres como mujeres, no más acoso ni hostigamiento sexual hacia ninguna persona dentro de las escuelas e instituciones de educación superior”, recalcó.
El presidente de la CEDH, Asunción Gutiérrez Padilla, señaló que este órgano defensor de los derechos humanos jamás obstaculizará la labor de las autoridades, se coadyuvará para que haya armonía y respeto entre todos los integrantes de la sociedad, y por eso agradeció que el IEA haya aceptado la recomendación publica del 2018 por el acoso registrado en instituciones de educación superior.
Expresó que son loables las alternativas en redes sociales para denunciar estos hechos para exigir justicia, sin embargo, debe cuidarse que esos espacios no generen injusticias, eso se relaciona con el anonimato; “el tener un protocolo es un instrumento que permite a quienes se sientan afectados por conductas de esta naturaleza, que encuentren caminos de respuesta sin riesgo de ser revictimizado o que tenga consecuencias su denuncia”.