Felipe González Ramírez, consejero de la Asociación Nacional de Centros Cambiarios, reconoció que existe una elevada especulación en el mercado cambiario, por lo cual hasta la toma de protesta de Donald Trump, y conforme éste empiece a implementar diversas medidas que anunció durante su campaña –como el impuesto a las remesas–, el peso será rehén de vaivenes especulativos; tan sólo en los primeros cuatro días del año, la moneda nacional se ha devaluado un 9% con relación al dólar.
Reconoció que el peso ha demostrado que no es una moneda fuerte, pues ante noticias como el “Brexit”, el triunfo de Donald Trump, y más recientemente, el anuncio de que no se va a instalar una planta Ford en México, la moneda nacional ha sufrido fuertes pérdidas en comparación con otras divisas.
Felipe González manifestó que la moneda mexicana se está cotizando en su nivel más bajo en la historia, al llegar a los 21.77 pesos por dólar a nivel interbancario, lo cual es algo que resulta preocupante, porque se viene a sumar a otras situaciones, como el alza en el precio de la gasolina y electricidad.
Comentó que la mezcla de estos factores va a generar una inflación muy fuerte en el presente año, pues se avecina un aumento sistemático en los precios de diversos productos y servicios, mismo que no podrá ser contrarrestado por los incrementos salariales, “por lo que estamos arrancando un 2017 muy malo”.
Finalmente, el consejero de la Asociación Nacional de Centros Cambiarios recordó que el Gobierno no tiene forma de influir en la cotización de la divisa, pues está flotando de manera libre, porque incluso el Banco de México ya no interviene con el remate de dólares, lo cual sólo estaba acabando con las reservas que tiene el país.