Muchos de los evaluados obtuvieron aumentos salariales del 35%

Para el 2017, cuando menos seis mil trabajadores de la educación habrán de someterse voluntariamente a la evaluación nacional sobre su desempeño profesional, señaló el secretario general del SNTE, Mario Armando Valdés Herrera, quien comentó que este proceso será más aceptado luego de que muchos de ellos recibieron incrementos salariales del 35%.
Hoy en día, suman un aproximado de 13 mil trabajadores de la educación que no han cumplido con esta obligación, apenas lo han hecho 2,500 personas, pero se tiene el compromiso de que esté concluida la aplicación para finales del 2018, no obstante, se requiere del apoyo del IEA para avanzar en el proceso de capacitación del magisterio local.
Agregó que la Dirección de Desarrollo Docente deberá contar con los recursos suficientes para atender la demanda de docentes interesados en cursos, talleres, seminarios, maestrías o cualquier otra preparación académica que les ayude a prepararse para enfrentar los retos educativos estatales y nacionales.
Mario Armando Valdés Herrera dijo que el SNTE quiere que sus 15 mil representados se preparen, donde lamentablemente siempre han tenido que solventar los gastos de dicha capacitación, pero ojalá que la autoridad educativa invierta para que esta preparación sea gratuita para los docentes de Aguascalientes.
En entrevista con El Heraldo, el dirigente de la sección uno del Sindicato de Trabajadores de la Educación llamó a todos sus representados a sumarse este año al proceso de evaluación nacional, en el que todavía se establecen los criterios para el presente ejercicio, donde es crucial que se participe en este proceso de superación personal y como una alternativa para acceder a mejores condiciones de vida.
Mencionó que durante los primeros dos años lo presentaron 2,500 trabajadores de la educación, pero todavía faltan entre 12 mil y 13 mil personas, y la intención del Gobierno Federal es que al término del sexenio hayan sido evaluados todos los docentes a nivel nacional, lo cual es una meta ambiciosa, pero ya se trabaja para desarrollar los mecanismos para cumplirla.
Muchos trabajadores de la educación se encuentran motivados por el incremento salarial de 35% que comenzarán a percibir muchos de ellos, acompañado de otras prestaciones, donde se requiere que la autoridad educativa facilite cursos para la preparación de todo este personal y se incremente voluntariamente el número de interesados para ser evaluados.
Entonces, la meta para el 2017 es de unos 6,500 trabajadores y cantidad igual durante el 2018, lo que exigirá un compromiso de todos los docentes y personal comprometido con su desarrollo profesional, concluyó.