Con motivo de su cumpleaños, la señora Rosa María Pulido fue protagonista de una especial y grata convivencia efectuada en su domicilio particular, en la que celebró un año más de vida.
El festejo para honrarla fue organizado principalmente por su esposo Roberto Arroyo y sus hijas Shantal y Jovana Mishel, siendo ellos quienes se encargaron de convocar a los invitados especiales.
La cumpleañera por su parte, recibió a los presentes con una bella sonrisa y con el agradecimiento de antemano de su valioso acompañamiento.
Durante la tarde, la festejada fue el centro de los abrazos y muestras de cariños de sus seres queridos.