Estarán encerrados un buen tiempo

El juez de Control y Juicio Oral del Quinto Partido Judicial con sede en el municipio de Jesús María, resolvió dictar sentencia condenatoria de 23 años de prisión para una pareja que fue procesada por el delito de trata de personas y delitos contra la salud. Uno de ellos fue sentenciado a 23 años de prisión, mientras que la otra persona recibió una condena de 20 años.
Los hechos por los que se les acusa ocurrieron durante el año de 2016, en el periodo comprendido entre el 11 de mayo y el 7 de junio de ese año, cuando dos adolescentes originarias de Durango fueron utilizadas y explotadas por los sentenciados -una mujer de nombre Maricela y un hombre de nombre Guillermo-, para vender droga en un paradero de tráileres conocido como “Las Cachimbas”, que se localiza en la carretera federal No. 45 Norte, a la altura del kilómetro 13+000, en el poblado de Margaritas, perteneciente al municipio de Jesús María.
La sentenciada Maricela, fungía como propietaria de dicho establecimiento. Mientras tanto, el hombre identificado como Guillermo, se encargaba de enganchar a las muchachas y trasladarlas al lugar donde serían explotadas sexualmente.
Cabe mencionar que la sentenciada obligaba a las víctimas a consumir “cristal”, para que no durmieran y pudieran trabajar más horas en el establecimiento. Las víctimas dejaban de dormir hasta por tres días consecutivos.
Luego de una denuncia anónima y del trabajo de inteligencia por parte de agentes de la Policía Ministerial del Estado, se llevó a cabo un cateo durante el cual se logró la captura de la pareja, además de que fueron rescatadas las dos adolescentes. Rescatadas las víctimas por agentes investigadores de FGE, se dio inicio a la carpeta de investigación por posible trata de personas, lográndose obtener una orden de aprehensión en contra del sentenciado.

¡Participa con tu opinión!