Un ex policía federal fue sentenciado a más de 27 años de prisión, por el asesinato de un taxista ocurrido el pasado 18 de junio del año 2015.
Tras estrangular al chofer del taxi en su propio domicilio, abandonó el vehículo de alquiler por la carretera estatal No. 13, a la altura del poblado de El Hotelito, con el cadáver del taxista en la cajuela.
Luego de concluir el largo proceso penal, finalmente el titular del Juzgado Sexto Penal dictó sentencia condenatoria en contra del ex policía federal identificado como Eduardo, actualmente de 30 años, quien se encuentra recluido en el Cereso para Varones “Aguascalientes”.
El juez Sexto de lo Penal lo sentenció a 27 años y 6 meses de prisión, por el delito de homicidio doloso calificado.
Además, fue sentenciado al pago de una indemnización por reparación del daño material y moral causado a los familiares de la víctima, por un monto de 693 mil 400 pesos; así como al pago de una multa de 325 días, equivalente a 22 mil 191 pesos.
Fue el 18 de junio del 2015 cuando el ex policía federal de nombre Eduardo, asesinó a un taxista identificado como Daniel, que contaba en ese entonces con 30 años.
De acuerdo a las investigaciones realizadas en esa fecha por agentes del Grupo Homicidios de la PME, Eduardo abordó un taxi color blanco, modelo 2015, con número económico 1240, en la avenida El Cóbano, en la colonia Estrella.
Le pidió al taxista Daniel que lo llevara hasta su domicilio en el fraccionamiento Ojo de Agua de Palmitas II.
Una vez que llegaron a su destino, Eduardo le pidió ayuda para sacar una compresora que tenía que llevar a otro domicilio.
Sin embargo, ya en el interior y sin motivo aparente, el ex policía federal atacó al taxista a golpes y posteriormente lo estranguló con un cable de la luz.
Posteriormente, colocó el cadáver en la cajuela del vehículo de alquiler y fue a abandonarlo en la carretera estatal No. 13, donde horas más tarde fue localizado debido a que tenía instalado un GPS.
Fue precisamente con el GPS como policías ministeriales lograron establecer la ubicación del taxi al momento de ocurrido el crimen y de esta forma se logró detener al ex policía federal, a quien se le catalogó como altamente peligroso, con un perfil psicópata, compulsivo y violento, siendo ese el motivo por el cual fue dado de baja de la corporación policiaca.

¡Participa con tu opinión!