Están unidos para siempre

Amor, respeto y fidelidad son las promesas que, durante sus votos matrimoniales, intercambiaron José Ulises Ramírez Santillán y Ana Esther Cabrera Medina.
La pareja contrajo santo matrimonio en la Parroquia del Señor del Encino, donde estuvieron presentes sus respectivos familiares y amigos, destacando la participación de sus padres: José Ulises Ramírez y Margarita Santillán, por parte del novio; y Luis Enrique Cabrera y Ana Esther Medina, por parte de la novia.
Sin duda, el momento más significativo fue cuando el sacerdote oficiante bendijo a la pareja, declarándolos como marido y mujer, causando el espontáneo aplauso por parte del público asistente que además deseó felicidad y éxito a los recién casados.