En el altar principal del templo de San Antonio de Padua, David Rodríguez García y María Fernanda Macías López se dieron el sí acepto para toda la vida, por medio del intercambio de votos matrimoniales que libremente profesaron.
Para esta memorable fecha, contaron con la presencia de Jesús Rodríguez Martínez y María Cecilia García Martínez, así como de René Macías y Guadalupe López, padres de David y María Fernanda, respectivamente.
Este acontecimiento fue festejado por la noche con un emotivo brindis, en el cual participaron con sus buenos deseos todos sus seres queridos como muestra de cariño hacia los recién casados.