MONTERREY, N.L.- Sultanes le arrebataron “hilo y aguja” a los Leones de Yucatán, para casi terminar de bordar su décima estrella en la Liga Mexicana de Beisbol.
En una Serie del Rey donde sólo han ganado los equipos locales, los Sultanes doblegaron por tercer día consecutivo a los superlíderes de la Liga, ahora por 3-1 y tomaron ventaja de 3-2, ante la euforia de 21 mil 909 aficionados, que ya acarician la gloria del título.
El pitcher dominicano José de Paula, salió con “tijeras” en su brazo izquierdo y le cortó la melena a los Leones durante seis entradas y dos tercios, en los que sólo permitió cinco hits y se alzó con la victoria.
Si De Paula estuvo intratable en la loma, lo mismo puede decirse de los relevistas Manny Acosta, Nick Struck y Wirfin Obispo, “los Tres Jinetes del Apocalipsis” de Monterrey, que sacaron los últimos siete outs. Obispo logró su segundo salvamento de la serie.
Yadir Drake volvió a ser factor en el triunfo de los regios, al disparar un cuadrangular en el segundo inning sobre el derrotado, el nicolaíta Jonathan Castellanos.
Luego, Sultanes capitalizó un par de bases por bolas de Castellanos y fabricó las carreras de la victoria, con hit productor de Ricky Álvarez y una rola al cuadro impulsadora de Ramón Ríos, quien a base de piernas evitó una doble matanza y remolcó el 3-1.
“Jugamos estos tres juegos como si fueran los últimos de nuestras vidas”, declaró Ricky.
Ríos, por su parte, se fue de 4-2, elevó su porcentaje de bateo a .579 y se perfila para Jugador Más Valioso de la Serie del Rey, siempre y cuando Monterrey gane un juego más en el Parque Kukulcán, donde se reanudarán las acciones mañana a las 20:00 horas.
Tras limitar a los Leones en seis carreras en tres choques, el pitcher derecho Jorge Reyes (0-1) irá mañana por el triunfo del campeonato y su rival será José Samayoa (1-0). Marco Almaraz/Agencia Reforma.