No hay quien pueda detener a la quinteta representativa de Bravos y en su partido de ayer dio cuenta de Troyanos con marcador de 104 puntos contra 75, partido del Torneo de Basquetbol de Liga Mayor que se jugó ayer en Gimnasio Hernández Girón, donde se dieron cita un buen número de seguidores de ambos equipos.
Un trabuco, es el que ha conformado Israel Ponce y así como los vemos partidos tras partido, no se ve quién los pueda detener y van directos a otro título de campeones de la máxima categoría del basquetbol en la ciudad.
En todos los cuartos, Bravos fueron superiores a Troyanos, equipo que a pesar de su juventud no se arrugan ante nadie e inclusive torneo tras torneo entran a la liguilla.
Comandados por el “Ratón” Héctor Nungaray, el equipo de Bravos supo llevar un partido perfecto, junto con su hermano Óscar y los tiros peligros de tres de Christian Ruvalcaba, Israel Ponce y Daniel Díaz.
Por el lado de Troyanos, hicieron su esfuerzo, pero los de enfrente fueron muy superiores y el marcador habla por sí solo, 104 puntos contra 75, 29 de diferencia.

LOS PERIODOS.
Los primeros diez minutos de acción terminaron con marcador de 37 puntos para Bravos por 11 de Troyanos, mientras que en el segundo hubo 22 para los bravucones por 18 de los de enfrente.
En el tercero llegaron 24 para Bravos contra 20 de los del Templo del Basquetbol y se terminó el partido con 21 para los felices ganadores por 26 de los perdedores quedando el marcador final de 104 por 75.
Los árbitros del partido fueron Roberto Ruiz y José López, apoyados en el crono y anotación por Lupe Hernández Arriaga.

¡Participa con tu opinión!