Por Diego Blanco

La selección mexicana de futbol cerró su preparación para el Mundial con una derrota ante Dinamarca que superó al Tri en el último tramo del encuentro. Lo que preocupa de los aztecas es el poco funcionamiento ofensivo que muestran, además de que Juan Carlos Osorio sigue haciendo experimentos a una semana del debut ante Alemania, 48 partidos ha dirigido el colombiano y ha mandado 48 alineaciones diferentes, algo que se ve plasmado en la cancha en una descoordinación total, jugadores como Guardado, Herrera y Moreno vieron acción 45 minutos haciendo un buen papel, Ochoa nuevamente fue clave para salvar el marco tricolor.
Los primeros minutos mostraron a un Héctor Moreno nervioso por volver a la acción mientras que los daneses intentaban hacer daño, apenas en el amanecer del encuentro el defensor de la Real Sociedad perdió un balón en la salida y por poco Erikssen marca el primero, Salcedo salvó con una buena barrida. Al minuto 13 nuevamente perdió en la salida, Delaney desbordó por la izquierda del campo para mandar un potente tiro-centro que atajó Ochoa. Al 26′ Jonathan Dos Santos perdió otro balón en la salida y Delaney se fue mano a mano con Ochoa, el danés le picó el balón al guardameta mexicano que atajó de excelente forma. La única de México fue al 32′ cuando Héctor Herrera sacó un potente zurdazo que Schmeichel atajó con sobriedad.
Ya en el segundo tiempo y con bastantes cambios, el equipo mexicano se desdibujó ante los experimentos del técnico nacional. Bastaron cinco minutos para que Dinamarca hiciera dos anotaciones, primero al 71′ Poulsen enganchó de manera excelsa de derecha a izquierda en la esquina del área para mandar un bombazo de izquierda que se coló en el ángulo de Ochoa, mientras que al 74′ Salcedo y Márquez se quedaron inmóviles en un saque de banda, Erikssen entró solo por la derecha para fusilar a Ochoa y marcar el 2-0 definitivo. Hernández estrelló un balón al poste, y eso fue todo para México.
A una semana del debut mundialista, es una incógnita la alineación titular de México, un mar de dudas el funcionamiento y sobre todo un horror la producción ofensiva. Alemania está a la vuelta de la esquina y México parece no estar preparado.

¡Participa con tu opinión!