Ambientalistas expusieron a los diputados que hace falta voluntad para combatir la contaminación en el estado, en sus diversas modalidades, pues crece la putrefacción en el río San Pedro, siguen circulando “cafeteras” y no hay desazolve periódico de los “caimanes”, provocando un caos cuando llueve; además, al parecer no hay seguimiento de los desechos de diversas empresas e industrias, por lo que hay un amplio marco legal que no se aplica.
Ayer, integrantes de la Comisión de Medio Ambiente del Congreso, sostuvieron una reunión de trabajo con representantes del gremio, quienes analizaron la problemática que existe en este tema, posibles soluciones que pudieran impulsarse desde el ámbito legislativo; y exhortar a las autoridades del ramo a la aplicación de la normatividad inherente.
Acudieron Rebeca Padilla, consultora ambiental; así como Guadalupe Castorena, Humberto Tenorio Izazaga, Gina Mireya Ventura y Luis Reynoso, representantes de las organizaciones de Movimiento Ambiental, Conciencia Ecológica, Instituto Mexicano de Estudios Pedagógicos y Posgrado y el Colegio de Biólogos, respectivamente.
En el tema de Río San Pedro, consideran que urge la implementación de acciones para la reutilización de esa agua, y que disminuyan los niveles de toxicidad que registra el cauce.
“En el año 2000 fue expedida la Ley de Protección Ambiental, de la que se derivaron diversas normas en materia de cambio climático, cuidado del agua, entre otras; este ordenamiento dio paso a la conformación de dependencias como Proespa, Inagua (que desaparecerá en enero próximo), Secretaría de Medio Ambiente, entre otras”, expusieron al advertir que aunque el marco legal actual es completo, existen pocos avances en materia de protección al ambiente.
Continúa la contaminación atmosférica, pérdida de flora y fauna, sequías y desertificación; además, Aguascalientes en materia de aire limpio no está en las mejores condiciones; la educación ambiental es cada vez más reducida, debido a la falta de programas en esta materia.
Finalmente, el diputado Sergio Augusto López Ramírez mencionó algunas iniciativas que ha propuesto, en tanto su homóloga, Elsa Amabel Landín Olivares, subrayó la necesidad de abordar el asunto del relleno sanitario y explorar las alternativas que permitan obtener un mejor funcionamiento.