Cecilia de Santos Velasco
El Heraldo

Tras informar que a cinco peritos entre arquitectos e ingenieros civiles los sancionaron por no acatar el Código Municipal en procesos de desarrollo urbano, el titular de la Sedum, Adrián Castillo Serna, llamó a la ciudadanía a no dejarse sorprender tampoco por pseudoprofesionistas que lucran por una supuesta gestión de licencia de construcción y por la ejecución de la obra, pero que sencillamente estafan.
Luego, aseveró que la ciudadanía interesada en un proyecto de construcción deben acercarse invariablemente a los Colegios de Profesionistas para que agarren a profesionales titulados, acreditados y capacitados; además, deben acceder a un perito responsable de obra registrado ante la Secretaría de Desarrollo Urbano, para aplicarle las sanciones si se presenta alguna irregularidad.
En lo que va de la administración, la Sedum ha clausurado más de 400 obras en proceso de construcción por no contar con sus permisos y licencias correspondientes. Ante ello, recomendó que por cada trámite que se haga debe pedirse copia de que los documentos y el proceso se encuentran en regla, debe quedarse físicamente una copia en el lugar de la obra y otra con la persona, para evitarse multas o clausuras de los trabajos de construcción.
“Cada mes sesiona el Comité de Peritos y esta administración ha llevado a juicio a dos arquitectos y tres ingenieros civiles, en donde se les permite que expongan sus pruebas, pero se han aplicado sanciones administrativas a los profesionistas que no acatan a cabalidad el Código Municipal”.
El secretario de Desarrollo Urbano del Municipio de Aguascalientes alertó que los pseudoprofesionales únicamente enseñan a la ciudadanía sus tarjetas de presentación, pero sí piden anticipos considerables sustentados en contratos muy amañados, con los cuales se eximen de la responsabilidad y se quedan con el dinero, sin devolvérselo a la gente afectada.
Aseveró que todo profesional debe presentar los recibos de cada uno de los trámites realizados y deben contener los sellos oficiales, y si se tienen dudas debe acudirse de inmediato a la Sedum para aclarar cualquier pendiente y evitar algún desfalco.
“En cada obra en proceso de construcción, a fin de evitar su clausura, debe existir la licencia de construcción, bitácora y planos, para que el profesionista pueda contrarrestar si coincide lo que se dice con el permiso realmente otorgado”.
Comentó que el último caso registrado de estafas en obras de construcción se registró la semana pasada y al ciudadano afectado le quitaron 500 mil pesos. Por ello se pide a la gente que permita que la Sedum verifique los contratos que firman entre particulares, para darle seguridad, justicia y que la obra realmente cuenta con la licencia de construcción.