Estaba fuera de control

En el municipio de Cosío fue detenido un violento individuo que golpeó a su esposa y a sus dos pequeñas hijas y quien posteriormente, intentó suicidarse al notar la intervención de policías preventivos y policías estatales.
Quien ya se encuentra a disposición de la agente del MP adscrita al Centro de Justicia para Mujeres de la FGE, es un individuo identificado como Alejandro, de 39 años.
Los hechos se registraron en un domicilio ubicado en el Rancho «Los Martínez», ubicado en la carretera estatal No. 39, en el poblado Soledad de Arriba, municipio de Cosío. Hasta ese lugar llegaron policías preventivos de Cosío y policías estatales, para atender un reporte de violencia doméstica.
Al arribar fueron recibidos por una mujer de 30 años, quien manifestó que minutos antes su esposo Alejandro la había golpeado, al igual que a sus dos hijas, una de 2 años y otra de 7 meses. Cuando el sospechoso se percató del arribo de las patrullas se encerró en una habitación y cuando finalmente lograron ingresar los oficiales, lo encontraron colgado del cuello con un lazo, con la aparente intención de suicidarse. Tras descolgarlo, realizaron las maniobras para estabilizarlo.
Sin embargo, repentinamente Alejandro sacó un cuchillo que llevaba en su pantalón y atacó a los oficiales, logrando herir a uno de ellos en la mano, por lo que al final fue sometido y arrestado. Cabe destacar que ya a bordo de una patrulla, quebró uno de los vidrios de la puerta trasera.