Mariana Botas platicó con El Heraldo de Aguascalientes y nos compartió estar lista para su actuación en nuestro estado en el papel de Martina en “La Familia de Diez”.
Es la menor de la familia que, en la etapa de adolescencia, le hace imposible la vida al resto de los inquilinos de la casa y gusta de llevar una vida de “niña fresa” o “niña bien”, sin escuchar los problemas de día a día donde hay dificultad para pagar la renta y alimentar a todos los ocupantes de la casa de Plácido López.
La serie fue lanzada en 2007 y logró un gran impacto en la televisión abierta. Se transmitió también en Ecuador y Paraguay.
Mariana nos comentó que su personaje la hace muy feliz y ha sido una bendición en su vida y después de tanto tiempo, ella ama su participación en esta obra porque la construyó con mucho cariño porque nunca, antes de “La Familia de Diez”, había hecho comedia y considera que es más fácil hacer llorar que hacer reír y le ha ayudado a crecer mucho como artista, pues es un mayor desafío que el drama.
Martina es un personaje que tiene 11 años en su vida y cuatro en el teatro, después de la serie, y cada vez que lo interpreta lo disfruta.
Mariana tiene mucha empatía con su personaje, pero al preguntarle con qué características no se identifica con Martina, comentó que con su parte egoísta y desubicada de su realidad. Mariana no se considera egoísta, disfruta dar y también de la familia.
Con los personajes que más se lleva dentro de la obra, es con el abuelo, que es su cómplice, y con su papá Placido, porque es su consentida. Con Tecla, pues la quiere cambiar de una niña de pueblo a una niña fresa. Pero en la vida real, Mariana se lleva muy bien con todos, puesto que son su segunda familia.
En esta visita a nuestro estado, “La Familia de Diez” tiene temas contemporáneos ya que la van actualizando y por lo tanto es distinta a las anteriores puestas en escena; además, es una obra completamente familiar donde reír es el cometido de los 10 integrantes. (Rebeca Aguilera/El Heraldo)