CDMX.- Robbie Williams habló una vez más sobre sus problemas de salud mental.
El cantante británico, de 44 años, dijo padecer una enfermedad que quiere matarlo, informó The Sun.
“Afortunada y desafortunadamente, debido a mis propios medios, me inclino a sabotearlo todo. Tengo una enfermedad que quiere matarme y está en mi cabeza, así que debo luchar contra eso.
“A veces me sobrepasa y a veces es una herramienta que necesito para subir al escenario. A veces vivo feliz y todo es maravilloso”, explicó el intérprete, quien se encuentra en Australia por su gira The Heavy Entertainment Show.
Williams afirmó que la mayoría del tiempo debe lidiar con su mal.
“Pero la mayoría del tiempo soy un humano, teniendo una experiencia humana, tratando de superar las pruebas y angustias que están entre mis oídos”, agregó.
En la entrevista concedida al medio especializado, el ex integrante de Take that expresó que ha reflexionado respecto a la muerte tras el fallecimiento de George Michael.
“Ha sido una montaña rusa muy similar. Y echo de menos a George, desearía que estuviera aquí. 2016 fue un año terrible en el que desaparecieron héroes de todos. Te das cuenta de que no eres inmortal.
“Después de 43 años te das cuenta de que, incluso si tienes todo lo que yo tengo, no eres invencible. Así que de ahora en adelante me cuidaré mucho más”, concluyó.
A finales del año pasado Williams reveló que estuvo internado una semana en cuidados intensivos ya que médicos le encontraran anomalías en el cerebro.
Dicha enfermedad lo llevó a cancelar conciertos de su gira programados en Moscú y San Petersburgo.

¡Participa con tu opinión!