La confianza empresarial sobre la situación económica del país y de sus empresas, cayó a su nivel más bajo en lo que va del año, según el monitoreo dado a conocer por Coparmex, correspondiente a la primera mitad del año en curso.
El sector de manufactura fue el más afectado, ya que tuvo una disminución de 52.84 a 51.23, es decir, una disminución de 1.6 puntos, en tanto que la confianza empresarial en el sector construcción bajó 0.5 puntos ya que pasó de 49.7 en mayo a 49.2 en junio.
Por su parte, el sector comercio también registró una disminución en los niveles de confianza de 0.1 puntos, según consta en los indicadores divulgados por el sindicato patronal a través de su sistema Data Coparmex.
Éste, elabora un indicador que monitorea el optimismo de los empresarios sobre la situación económica del país y de sus empresas, y mide del cero al 100 la confianza que tienen para invertir, donde valores por encima de 50 señalan optimismo a nivel estatal.
Así, al cierre del mes de junio el indicador nacional concluye que el nivel de confianza es de 51.2, con el cual coincide el caso particular de Aguascalientes posicionado al mismo nivel.
De acuerdo al seguimiento del indicador mensual, elaborado por Coparmex y basado en la Encuesta de Opinión Empresarial en los Sectores Manufactura, Construcción y Comercio, de INEGI, conforme avanza el año, el indicador ha ido disminuyendo.
En este sentido, Data Coparmex subraya que el Gobierno tiene un papel fundamental para la generación de un ambiente optimista o pesimista, de confianza empresarial, y que acciones como la revisión de contratos en el sector energético o la cancelación de proyectos de gran escala, han mermado la confianza empresarial sobre la situación económica nacional.
Destaca además que un gran reto para México es atraer más inversión extranjera y nacional y generar más y mejores empleos que, a su vez, se traduzcan en bienestar social; un medio para lograrlo es no atentar en contra de acuerdos entre los sectores público y privado.
Como conclusión del rubro “Confianza Empresarial” junio 2019, Data Coparmex advierte que la inversión privada es necesaria para el crecimiento económico y si no tiene entorno adecuado para desarrollarse o percibe ambiente incierto, la derrama económica se reduce.
Así, el Gobierno de México tiene que velar por la confianza empresarial, porque sin inversión privada el desarrollo de México se detiene y reduce.